Autoridad ambiental presenta denuncia por derrame en ríos de Nuevo León

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal en contra del o los responsables del derrame de aceite lubricante reciclado en tres ríos del estado de Nuevo...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal en contra del o los responsables del derrame de aceite lubricante reciclado en tres ríos del estado de Nuevo León.

Los afluentes afectados son los ríos La Silla, Santa Catarina y San Juan, ubicados en los municipios de Guadalupe, Juárez y Cadereyta, de esa entidad, se estableció en la denuncia presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR).

La pena por dicho delito podría alcanzar de uno a nueve años de prisión y de 300 a tres mil días de multa debido a la no aplicación de medidas de prevención o seguridad en el almacenamiento de sustancias consideradas como peligrosas.

Tras realizar un sobrevuelo por toda la zona afectada, la Profepa detectó 17 puntos críticos con aceite estancado que requieren atención inmediata.

De acuerdo con la cuantificación realizada en el área del incendio, el total aproximado del derrame de aceite es de 72 mil 800 litros por contenedores de Retalsa S.A. de C.V.

Para evitar que el daño ambiental sea mayor, la dependencia solicitó a la empresa responsable implementar las acciones necesarias.

Dentro de las medidas de urgente aplicación sugirió presentar de forma inmediata un plan de contingencia y respuesta, así como realizar un informe diario sobre las acciones realizadas.

Además, deberá acreditar que dio una adecuada disposición final de todos los residuos peligrosos generados y derivados del incendio de la empresa, bajo la autorización de organismos a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Hasta el momento, expuso la Profepa en un comunicado, se han instalado 370 metros de cordones oleofílicos para detener el material, tres mil 500 tapetes absorbentes y una barrera de contención marina con una longitud de 45 metros.

Además se han utilizado 12 bultos de solución absorbente y 300 veces pipas de succión de alto vacío una con capacidad de cinco mil y 15 mil litros.

Dicho material ha recolectado 10 tambores con capacidad de 200 litros cada uno con residuos de la limpieza del aceite y medio tambor con peces muertos. Así como la disposición 15 mil litros de agua con aceite succionada a través de las pipas.