Priista critica falta de datos para debatir ley de reconstrucción local

La diputada priista Dunia Ludlow Deloya sostuvo que el retraso en la aprobación de la Ley de Reconstrucción de la Ciudad de México, es porque el gobierno capitalino no ha entregado la información...

La diputada priista Dunia Ludlow Deloya sostuvo que el retraso en la aprobación de la Ley de Reconstrucción de la Ciudad de México, es porque el gobierno capitalino no ha entregado la información completa para poder procesar de manera adecuada la iniciativa de Miguel Ángel Mancera.

“No tenemos el diagnóstico y el universo de damnificados completo, y si no lo tenemos, se puede incurrir en errores, como sucedió con el Programa Emergente de Apoyo de Renta, donde el propio gobierno ha dicho que 20 millones se fueron a damnificados falsos”, expresó.

La iniciativa de Mancera no tiene un enfoque de derechos humanos, porque no percibe a las personas como aquellas que no sólo perdieron su patrimonio, sino que perdieron a seres queridos y su vida cambió diametralmente al perderlo todo.

En su opinión, la iniciativa carece de muchos elementos técnicos como el definir cuántas edificaciones son rojas, amarillas o verdes, y cuántos recursos se necesitan para la restauración de cada uno de ellos.

Consideró muy riesgoso avanzar en este tema de aprobar un 35 por ciento adicional en las construcciones para financiar a los damnificados, porque pudiera suceder que surjan afectados que no lo son y pretendan allegarse este beneficio.

“Nos vamos a tardar el tiempo que el gobierno no entregue las cifras oficiales, nosotros no podemos avanzar si no hay cifras oficiales, por eso hemos pedido reuniones con los funcionarios responsables, por eso pedimos un diagnóstico”, enfatizó la asambleísta del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sostuvo que la iniciativa presentada por el gobierno capitalino carece de perspectiva de género, pues no establece que 62 por ciento de las personas fallecidas son mujeres, siendo éstas, además, las más afectadas por los sismos y la pérdida de sus patrimonios.

Actualmente 250 mil niños no están acudiendo a las escuelas, lo que representa un mayor problema para las madres que trabajan, porque tienen que laborar y hacerse cargo de sus hijos al mismo tiempo.