Biotecnología, opción para mejorar producción de papaya en México

La biotecnología es una opción para satisfacer la demanda real de frutos de papaya en México y ante la falta de disponibilidad de semilla y de plantas, señaló el director general del Centro de...

La biotecnología es una opción para satisfacer la demanda real de frutos de papaya en México y ante la falta de disponibilidad de semilla y de plantas, señaló el director general del Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), Lorenzo Felipe Sánchez Téyer.

Entrevistado en el marco de los trabajos del V Simposio Internacional de Papaya que se desarrolla en esta entidad, indicó que también es necesario fortalecer el trabajo entre científicos y el sector productivo, para establecer cadenas de valor en el sector papayero de la región y del resto del país.

Detalló que el CICY, a lo largo de 18 años, ha consolidado la investigación sobre este fruto, y dijo que se ha logrado obtener dos nuevas variedades  que son parecidas a la papaya maradol.

Agregó que una de las ventajas de estas nuevas variedades es aumentar la oferta de producto en el mercado, así como potenciar las posibilidades de exportación, pues países como Estados Unidos y Japón demandan un fruto más pequeño para consumo individual, como la propuesta de estas dos variedades generadas en el CICY.

Por otro lado, Sánchez Téyer resaltó cómo el Centro ha conseguido desarrollar métodos para identificar el sexo de la papaya antes de la floración.

“Esto representa un ahorro para los productores, porque normalmente en las prácticas agrícolas se siembran tres semillas para generar tres plantas y, una vez que crecen, se sexan, para quedarse solamente con las hermafroditas, que son las que producen los frutos alargados que se prefiere en el mercado, y el resto se desecha, lo que implica costos en insumos y mano de obra”, precisó.

Destacó que “en el CICY, a través del cultivo in vitro, se generan plantas de papaya hermafrodita con características destacadas y protocolos estandarizados, lo que garantiza homogeneidad en las plantas”, añadió.

Sánchez Téyer explicó que actualmente se trabaja en la optimización de este proyecto de investigación para transferir la tecnología a los productores, por lo que se espera que durante 2017 y 2018 se realice el trabajo de escalamiento, que iniciaría con pruebas con productores cooperantes.

Expuso que en el CICY se realiza este tipo de esfuerzos en beneficio de la sociedad, teniendo en mente transferir los hallazgos científicos y los desarrollos tecnológicos al sector productivo para contribuir a generar mejores prácticas en el campo mexicano que incidan favorablemente en el crecimiento económico del país.