Mujer migrante debe vivir sin miedo: legisladora indígena

La mujer migrante debe vivir sin miedo frente al patrón, la migración y hasta el marido, afirmó la primera presidenta indígena del Congreso de Oaxaca, Eufrosina Cruz, quien realiza una visita al sur...

La mujer migrante debe vivir sin miedo frente al patrón, la migración y hasta el marido, afirmó la primera presidenta indígena del Congreso de Oaxaca, Eufrosina Cruz, quien realiza una visita al sur de California.

“Las mujeres tenemos nuestras propias historias que nadie va a construir, nuestra propia historia, si no damos nuestro paso, que es romper nuestros propios miedos y romper paradigmas culturales que la propia sociedad nos impone, al decir que las mujeres no podemos llegar hasta donde podamos”, sentenció.

Cruz fue entrevistada por Notimex con motivo de su visita a Los Ángeles, en donde el próximo viernes se reunirá con la comunidad oaxaqueña del sur de California, y participará como oradora en la Segunda Conferencia de Mujeres Extraordinarias, en donde hablará del tema “Vivir sin miedo”.

La segunda conferencia sobre las mujeres migrantes se llevará a cabo el próximo sábado en el Cerrito College de la ciudad de Norwalk, California.

Cruz, quien es diputada en la LXII Legislatura del Estado de Oaxaca, aseguró que ha construido su propia historia en un estado en donde, gracias a reformas hechas en 2010, hay 57 presidentas municipales, cuando antes las mujeres no podían ser incluidas en cabildos.

“Estoy muy emocionada de ir a compartir esa historia y entrelazarnos y entender que somos mujeres que tenemos nuestras propias historias y que nadie va a construir nuestra propia historia si no damos nuestro paso”, señaló.

“Este paso significa romper nuestros propios miedos, romper paradigmas culturales que la propia sociedad nos impone, que el decir que las mujeres no podemos lograr, es llegar hasta donde podamos”, añadió.

“Quiero compartir a esas mujeres que ahí viven que también dejaron una parte de su historia en sus comunidades de origen por salir en busca de otra oportunidad que las circunstancias de su entorno a lo mejor les negó”, indicó.

“Para mí ser mujer ser migrante significa a lo mejor dolor e impotencia, pero también oportunidad; ser libres de romper nuestros propios miedos, dar otra oportunidad a nuestra historia que son ya nuestros hijos”, anotó.

Cruz salió de su comunidad Chigolan, a siete horas de la capital de Oaxaca, a los 11 años de edad, y con ello rompió con lo que le pudo haber pasado, como a su hermana, que a los 11 años se casó y a los 12 ya era madre.

“Gracias a que salí de mi tierra posiblemente ya no formé parte de la estadística de la pobreza y la marginación. Huí de ese entorno no para olvidar nuestra historia y raiz, de lo que me siento orgullosa, de ser mujer indígena y de hablar una lengua diferente. Mi lengua materna es el zapoteco”, dijo.

"El que haya 57 presidentas municipales y que también haya más de 30 presidentas de comunidades indígenas, lo que hace diez años no ocurría, es muestra de que podemos romper con miedos y paradigmas”, resaltó.

Cruz invitó a las mujeres migrantes a superar el miedo al presidente estadunidense Donald Trump, al resaltar que “Estados Unidos es tan grande como la aportación de cada mujer y cada hombre que es migrante. Su historia misma, si van a fondo, está construida por migrantes, un rascacielos, esos puentes, trenes, esas casas, hay un inmigrante”.

“Trump no puede borrar esa historia del desarrollo, nada de lo que significa el empoderamiento económico global. Falta gritarlo más, decirlo más, decir gracias a mi mano, tienen ustedes ésto y otro, por lo tanto éste también es mi país, creo que ha faltado romper ese miedo, decir yo formo parte de este país porque he contribuido para su desarrollo”, puntualizó.

Eufrosina es una líder y defensora de los derechos humanos de las mujeres y de la comunidad indígena de su natal Oaxaca, estado que sufrió severos daños por el terremoto del 7 de septiembre pasado.