Producción de flores para muertos será de 251 mil toneladas en Puebla

Los campos de Puebla, para la temporada de Día de Muertos, generarán una producción de cerca de 251 mil 629 toneladas de cempasúchil, nube y flor de terciopelo, informó Hilario Valenzuela Corrales...

Los campos de Puebla, para la temporada de Día de Muertos, generarán una producción de cerca de 251 mil 629 toneladas de cempasúchil, nube y flor de terciopelo, informó Hilario Valenzuela Corrales, delegado de Sagarpa en Puebla.

Previo a los días de festividades de Todos los Santos, dijo que Puebla se consolida como el principal productor de la flor de cempasúchil con 11 mil 348 toneladas sembradas en mil 301.5 hectáreas, la cual dejará una derrama económica de 31.7 millones de pesos.

En un comunicado, el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alementación, dijo que los principales municipios productores de la llamada “flor de muertos o de 20 pétalos” son Atlixco, Palmar de Bravo, Santa Isabel Cholula, Tianguismanalco, Huejotzingo, San Jerónimo Tecuanipan, Tepeaca, Quecholac, Coronango, Cuautlancingo y Huaquechula.

También dio a conocer que la producción de la flor de nube alcanzará una producción de seis mil 127 toneladas en 640 hectáreas cultivadas. En tanto, la flor de terciopelo llegará a las 234 mil 154 toneladas en una superficie sembrada de 128 hectáreas.

Ambas flores son consideradas del Día de Muertos, las cuales arrojarán una derrama económica a sus productores por alrededor de 29 millones de pesos.

A decir del funcionario federal, los compradores de la flor llegan desde el Estado de México, Tlaxcala, Guerrero, Hidalgo, Tamaulipas, Oaxaca, Morelos y Puebla capital para adquirirla.

Puebla es el primer productor nacional de la flor de los veinte pétalos gracias a la productividad del municipio de Atlixco, que este año logrará las dos mil 988.7 toneladas sembradas en 247 hectáreas, donde los agricultores comienzan a preparar las semillas de la flor en época de lluvias, desde inicio de julio para tenerlas listas el 31 del mismo mes y sembrarlas.

Después de 20 días de espera, la siembra comienza a brotar y los agricultores trasplantan las flores hacia los canales, donde son cuidadas por dos meses para llegar a medir hasta un metro de altura y hasta cinco centímetros de ancho.

Manifestó que la flor de cempasúchil es reconocida en muchas partes del mundo como un icono más de la cultura mexicana.

Esta flor, de color naranja muy característico, pertenece a la familia de las asteráceas, es endémica de México y se le reconoce como principal elemento para adornamos los altares del Día de Muertos, o bien en las tumbas de los fieles difuntos.

Se tienen registros que la flor de cempasúchil era utilizada por los mexicas durante la época prehispánica, la eligieron para tupir con cientos de ejemplares los altares, ofrendas y entierros dedicados a sus muertos, tradición que sigue vigente en nuestros tiempos.