Permiten en EUA aborto a joven indocumentada

La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia falló hoy en contra de la administración del presidente estadunidense Donald Trump, y ordenó que se permita a una centroamericana indocumentada, de 17...

La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia falló hoy en contra de la administración del presidente estadunidense Donald Trump, y ordenó que se permita a una centroamericana indocumentada, de 17 años, ejercer su derecho al aborto.

La joven, identificada sólo con el nombre genérico para procedimientos judiciales de “Jane Doe”, y sin que se haya precisado su país de origen, tiene 16 semanas de embarazo y había sido detenida por las autoridades migratorias en septiembre pasado.

Aunque un panel de tres jueces había puesto en suspenso el aborto, una mayoría de jueces en activo del tribunal de apelaciones dictaminó esta tarde que el gobierno federal debe facilitar que la mujer tenga un aborto en Texas, donde se encuentra recluida en un centro de detención migratoria.

Seis magistrados designados por demócratas refrendaron el derecho de la joven a tener acceso al recurso del aborto y tres republicanos se opusieron.

“Esta decisión corrige un grave error constitucional por parte del gobierno”, escribió la magistrada Patricia Millet. “El mero acto de entrar a Estados Unidos sin documentos no significa que un inmigrante deja de tener posesión de su cuerpo”.

Sin embargo, uno de los jueces opuestos a la decisión de la mayoría, Brett Kavanaugh, cuestionó que los magistrados no hayan dado tiempo para encontrarle un patrocinador a la joven.

Se trata de un revés judicial para la administración Trump, ya que abogados de su Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) habían argumentado que el gobierno federal no tenía la obligación de facilitar el aborto de una mujer indocumentada.

Aunque la administración Trump tiene la opción de llevar el caso a la Suprema Corte de Justicia, un portavoz del Departamento de Justicia señaló que el gobierno federal se encuentra revisando el fallo.

Inicialmente la jueza de Washington, Tanya Chutkan dictaminó el miércoles pasado que las autoridades debían transportar, de manera “pronta y expedita”, a la joven a una instalación médica para tener el aborto.

Sin embargo, un panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones suspendió el proceso y dio al gobierno federal un plazo que vencía a finales de mes para encontrar un patrocinador adulto que acogiera a la joven y la transportara a una clínica de abortos.

Sin embargo, abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representan a la joven, pidieron que el caso fuera elevado a la totalidad de magistrados en activo del tribunal.

La joven dispone de una ventana de tiempo de sólo unas cuantas semanas adicionales para practicarse el aborto bajo la legislación de Texas.