Beneficios flexibles impulsan talento de nuevas generaciones

Una manera de impulsar el talento con los cambios generacionales en la fuerza es reconocer las habilidades y preferencias de los colaboradores para saber qué tipo de prestaciones requieren y...

Una manera de impulsar el talento con los cambios generacionales en la fuerza es reconocer las habilidades y preferencias de los colaboradores para saber qué tipo de prestaciones requieren y alinearlas a la estrategia del negocio.

En un comunicado de KPMG, red global de firmas profesionales que proveen servicios de auditoría, impuestos y asesoría, expuso que un plan de compensaciones acorde con el perfil de la fuerza laboral de cada empresa permite generar indicadores para medir la rentabilidad del negocio.

Con el objetivo de impulsar talento de la organización, el área de Recursos Humanos tiene a su alcance opciones no tradicionales en cuanto a los esquemas de compensación, ya que hoy se vive una coyuntura propicia para transformar los sistemas de remuneración rígidos y convertirlos en planes de beneficios flexibles.

Destacó, que de acuerdo con Perspectivas de la Alta Dirección en México 2017, poco más de la mitad de los directivos (51 por ciento) tienen a la innovación como una de las tres principales estrategias donde su organización dirigirá esfuerzos para mejorar su competitividad a mediano plazo.

En este sentido, agregó, que los esquemas de compensación constituyen, una oportunidad para innovar, ya que esta es capaz de transformar industrias enteras empleando recursos cotidianos.

Como el rediseño de los lugares de trabajo, sustituyendo las oficinas y cubículos convencionales por espacios flexibles sin jerarquizar, que ofrecen mayor funcionalidad y permiten ahorros considerables en costos.

La firma apuntó que se destaca la posibilidad de dar a cada trabajador las prestaciones que mejor satisfagan sus requerimientos, así se trate de profesionales recién egresados, integrantes relativamente nuevos de la fuerza laboral, o padres de familia que deben solventar gastos médicos o escolares.

Cualquier organización, puntualizó, es capaz de implementar un modelo flexible de compensación. Únicamente se requiere que la Alta Dirección tome la decisión de ser pionera en un tema innovador que en México apenas comienza a dar sus primeros frutos.