Deserción escolar se ha estancado pero falta más compromiso: UNESCO

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) indicó hoy que 264 millones de niños y jóvenes en edad escolar de todo el mundo no asistían a la escuela en...

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) indicó hoy que 264 millones de niños y jóvenes en edad escolar de todo el mundo no asistían a la escuela en 2015, pero que las tasas de deserción se han estancado.

En un informe de progreso sobre los objetivos de desarrollo de la ONU para la educación, publicado este martes, la agencia advirtió que las iniciativas en muchos países para responsabilizar a las escuelas por los resultados pueden ser contraproducentes si no se diseñan cuidadosamente.

Advirtió además que las políticas cada vez más extendidas para dar a los padres más opciones sobre a qué escuela asistirían sus hijos, podrían empeorar la segregación educativa.

Tras un declive a principios de la década de 2000, las tasas de desescolarización comenzaron a estancarse, en todo el mundo hubo una tasa de finalización de 83 por ciento para la educación primaria, cayendo a 45 por ciento, precisó la agencia citando datos de 128 países recogidos entre 2010 y 2015.

Había 40 países donde menos de uno de cada cuatro jóvenes había completado la educación secundaria.

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, pidió una mayor responsabilidad de los gobiernos, ya que según el informe el 82 por ciento de las constituciones nacionales mencionan el derecho a la educación, mientras que sólo 55 por ciento de los países lo hacen exigible en los tribunales.

“Los gobiernos son los principales responsables del derecho a la educación, sin embargo, este derecho no es justiciable en casi la mitad de los países, y se pierde el curso de acción principal para quienes presentan una queja”, sostuvo Bokova.

Las medidas de responsabilidad para las escuelas deben ser flexibles y estar cuidadosamente diseñadas, señala el informe.

"Las escuelas pueden adaptarse a los sistemas de rendición de cuentas basados en el desempeño de maneras negativas, jugando con el sistema y evitando sanciones, con exclusión de las reformas a más largo plazo", advirtió la agencia.

Las estadísticas no mostraron evidencia clara de que sancionar a las escuelas donde los niños tienen puntajes bajos en los exámenes, mejoren los resultados, según el informe.

La UNESCO también hizo una nota de advertencia sobre las medidas para promover la competencia entre las escuelas y ofrecer a los padres más opciones sobre la escuela a la que asistirían sus hijos.

La mayoría de los países altamente desarrollados ha aumentado las políticas de elección de escuela en los últimos 25 años, pero la evidencia sugiere que benefician a las familias más acomodadas y a los estudiantes más capaces, advirtió el informe.