Organizaciones desconocen cómo prevenir ciberataques

En el mundo, 40 por ciento de ejecutivos opina que la disrupción de las operaciones es consecuencia principal de un ciberataque, seguida de la exposición de la información confidencial (39 por ciento...

En el mundo, 40 por ciento de ejecutivos opina que la disrupción de las operaciones es consecuencia principal de un ciberataque, seguida de la exposición de la información confidencial (39 por ciento), la calidad del producto (32 por ciento) y el daño a la vida humana (22 por ciento).

Resultados de la encuesta Global State of Information Security Survey (GSISS) 2018, realizada por PwC, en la que recoge los principales desafíos que afrontan las organizaciones en materia de seguridad cibernética, destacó que muchas empresas siguen sin prepararse para afrontarlo.

En un comunicado, apuntó que el estudio realizado a nueve mil 500 ejecutivos en 122 países, arrojó que 44 por ciento de los encuestados piensa que las compañías no cuentan con una estrategia general de seguridad de información.

Mientras que 48 por ciento dijo no contar con programas de concientización a empleados sobre la seguridad, en tanto, 54 por ciento afirmó no tener estandarizado un proceso para responder a este tipo de incidentes.

La firma agregó que los casos de estudio de desastres no cibernéticos demuestran que los acontecimientos en cascada comienzan con la pérdida de poder y muchos sistemas resultan afectados de manera rápida, lo que significa que hay poco tiempo para responder al problema inicial antes de que no se tenga control.

Detalló que organizaciones de Japón, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Corea del Sur, se preocupan por los ataques cibernéticos procedentes de terceros países, ya que las herramientas responsables de los ciberataques proliferan a nivel global.

Malasia y Japón con 74 y 72 por ciento respectivamente, presentan las tasas más altas de compañías con estrategias de ciberseguridad.

En ese sentido, la compañía recomendó tres áreas clave de enfoque para prepararse y responder a los ciberataques como, los altos directivos (C-suites), que se encargan de dirigir el negocio.

Además de buscar la resiliencia como un medio para obtener beneficios, no sólo para evitar riesgos, esto supone una forma de fortalecer el desempeño económico a largo plazo.

Abundó que, líderes de industrias y gobiernos deben trabajar a través de las fronteras organizacionales, sectoriales y nacionales para identificar, definir y poner a prueba los riesgos de ciberdependencia e interconectividad, así como mejorar la resiliencia y la administración de riesgos.