Participación de familia, fundamental en la prevención de adicciones

A fin de evitar que la niñez y la juventud se “acerquen” a las drogas y que puedan proteger su salud, el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA) tiene la “imperiosa necesidad...

A fin de evitar que la niñez y la juventud se “acerquen” a las drogas y que puedan proteger su salud, el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA) tiene la “imperiosa necesidad” de trabajar para ello, aseguró la titular del organismo, Rosario Tapia Medina.

Recordó que el instituto tiene en marcha una campaña relacionada con el tema de las adicciones, porque “se previenen desde casa”, y se mostró optimista en que se puedan generar políticas públicas que promuevan la participación de la familia y de los docentes en la materia.

En la inauguración del foro “Marihuana, una mirada desde la evidencia científica”, la funcionaria reconoció que de acuerdo con la última encuesta de estudiantes de entre 12 y 17 años de edad, efectuada en 2014, hubo un aumento en el consumo de marihuana.

Dijo que la epidemiología de las adicciones refleja datos “duros, preocupantes”, que no sólo se deben plantear, sino que invitan a reflexionar sobre lo que debemos hacer todos y el tipo de políticas públicas se pueden determinar a partir de esta problemática.

Admitió que el instituto a su cargo ha hecho algo de lo que le corresponde, “pero creo que nos falta hacer más”, y dijo que le ha llamado mucho la atención la encuesta realizada a estudiantes, cuyos resultados arrojan diversas áreas de trabajo.

Señaló que en la consulta juvenil, los jóvenes coincidían en pedir información científica, sin “consejos moralinos” o reflexiones de por qué es bueno o malo el consumo de sustancias; y confió, por ello, que con este foro se cumpla esta cuestión.

A su vez, la directora general de los Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres, resaltó que todas las evidencias existentes reflejan un aumento en el consumo de drogas entre los jóvenes de 12 a 17 años de edad.

Recordó que la encuesta nacional de adicciones, de consumo de drogas, tabaco y alcohol, refleja que entre los jóvenes de 12 a 17 años, aumentó más del doble, de 2.4 al 5.3 por ciento de 2011 a 2016, “lo cual es mucho”.

De igual manera, continuó, los datos de los Centros de Integración Juvenil señalan que en la Ciudad de México se atiende a 30 mil usuarios de drogas, de los cuales más de la mitad llegan por problemas por consumo de marihuana, “son los que sí tienen problemas, sabemos que otros muchos no”.

Por ello, destacó la importancia de la prevención, porque se han dado casos de niños de seis años de edad que empiezan a consumir la droga “porque está disponible en la casa, porque un tío la consume, o porque el hermano la consume o el papá, y está ahí, en casa, disponible, como el alcohol o el tabaco”.

Agregó que todas las evidencias científicas han demostrado que si baja la percepción de riesgo, se consume más, y “es lo que ha pasado en el país, tal vez muchos niños, muchos jóvenes se han creído que no hace tanto daño como otras drogas”.