Autoridades mexiquenses aplican operativo de seguridad en el transporte

Autoridades de distintas dependencias del gobierno del Estado de México realizan operativos permanentes en el transporte público, a fin de combatir actos delictivos y garantizar la seguridad de los...

Autoridades de distintas dependencias del gobierno del Estado de México realizan operativos permanentes en el transporte público, a fin de combatir actos delictivos y garantizar la seguridad de los pasajeros.

En estas acciones participan las secretarías de Movilidad y de Seguridad estatal, así como la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), acompañados de personal de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad.

De acuerdo con el gobierno mexiquense, del 9 al 23 de octubre fueron inspeccionadas tres mil 109 unidades del transporte público, de las cuales 844 fueron sancionadas por falta de placas, documentación, licencia de conducir o seguro.

De igual forma, abundó en un comunicado, se realizaron mil 018 pruebas toxicológicas, cuyos resultados derivaron en la remisión de 35 choferes al Ministerio Público por manejar bajo el influjo de alcohol o de drogas.

Señaló que en cada operativo se sigue un protocolo para verificar que los vehículos que prestan el servicio en sus diferentes modalidades, como taxi, camioneta colectiva o autobús, tengan todos sus documentos en regla para seguridad de los usuarios.

Además, abundó, se constata con pruebas toxicológicas que los choferes no manejen bajo el influjo del alcohol o drogas, en tanto que la FGJEM revisa que no existan órdenes de aprehensión en su contra y que las unidades no cuenten con reporte de robo.

El gobierno del Estado de México dio a conocer que los operativos se realizan apegados a la ley y en estricto respeto de los derechos humanos, tanto a pasajeros como a choferes.

A su vez, la Secretaría de Movilidad estatal recomendó a los usuarios, transportistas y operadores de los vehículos que en caso de queja con motivo de la realización de estos operativos, la presenten en la Contraloría de la dependencia.

Invitó a los transportistas a respetar la normatividad vigente, como el hecho de que sus unidades no tengan una antigüedad mayor a los 10 años, cuenten con placas delantera y trasera, su concesión esté vigente, así como su tarjetón y seguro; que el chofer tenga licencia de conducir y no circule bajo el influjo de ningún enervante o estupefaciente.