Coalición niega haber matado a 22 civiles durante bombardeo en Siria

La coalición internacional liderada por Estados Unidos negó hoy que sus aviones hayan lanzado anoche un ataque aéreo cerca de Deir Ezzor, una ciudad del este de Siria en manos de las fuerzas del...

La coalición internacional liderada por Estados Unidos negó hoy que sus aviones hayan lanzado anoche un ataque aéreo cerca de Deir Ezzor, una ciudad del este de Siria en manos de las fuerzas del régimen sirio, dejando al menos 22 muertos y más de 30 heridos.

La televisión estatal siria denunció que aviones de la coalición mataron a 14 civiles e hirieron a otras 32 durante un bombardeo en el distrito de Qusur, cerca de Deir Ezzor, mientras el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dio cuenta del hecho con un saldo de 22 muertos, pero sin precisar quienes realizaron el ataque.

Según el OSDH, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) controla una parte de Deir Ezzor, pero el bombardeó afectó a un barrio controlado por el régimen sirio, por lo que podría deberse a un error.

El coronel Ryan Dillon, el vocero de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI), aseguró este martes que sus aviones de combate no han realizado ataques aéreos en ninguna zona de Deir Ezzor, además cuando suelen hacerlo tienen cuidado para no causar bajas civiles.

Las fuerzas del régimen sirio, apoyadas por la aviación de Rusia, retomaron en septiembre pasado el control de gran parte de la ciudad de Deir Ezor, tras haber roto el sitio impuesto durante casi tres años por los yihadistas en varios barrios.

El EI controla menos de la mitad de la provincia de Deir Ezzor, su último bastión en Siria, tras perder la semana pasada la ciudad de Al Raqa, capital de su autoproclamado califato, casi tres años después de mantenerse ahí.

El grupo yihadista, que ha sufrido grandes reveses desde hace meses tanto en Siria como en Irak, controla actualmente 14 mil 816 kilómetros cuadrados (8.0 por ciento) de la superficie total de Siria, después de haber tenido en su poder más de la mitad a finales de 2015, según datos difundidos la víspera por el OSDH.

Este martes, el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, dijo que el EI ahora tiene presencia sólo en el 5.0 por ciento del territorio sirio, después de perder importantes baluartes y zonas urbanas clave en el país.

Destacó que los yihadistas estaban en más del 70 por ciento de Siria antes de que Rusia lanzara en septiembre de 2015 su campaña de ataques aéreos para apoyar la ofensiva del presidente Bashar al Assad contra el grupo extremista.

En las últimas semanas, Rusia ha centrado sus esfuerzos en el este de Siria, en concreto en la ciudad de Mehkan, una de las pocas aún en manos de los yihadistas.