Derechos Humanos pide erradicar discriminación a población de talla baja

En el Día Nacional de las Personas de Talla Baja, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México destacó la urgencia de visibilizar y fortalecer las garantías de este grupo de población, así...

En el Día Nacional de las Personas de Talla Baja, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México destacó la urgencia de visibilizar y fortalecer las garantías de este grupo de población, así como generar una cultura de respeto, justicia e inclusión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera a una persona de talla baja a toda niña o niño cuya edad estatura es inferior en dos años a la talla mínima correspondiente a su edad cronológica, o a aquella persona que a los 25 años de edad no alcanza los 1.30 metros de altura.

Resaltó que la discriminación que enfrentan las personas con talla baja se manifiesta en exclusión social, cultural, laboral, escolar y su derecho a la accesibilidad, ya que las barreras físicas de la infraestructura, diseñada para el promedio de estatura de la población, son inadecuadas para que puedan realizar sus actividades diarias.

México instauró esta fecha mediante su aprobación en el Congreso de la Unión y entrada en vigor el 11 de enero de 2016, informó en un comunicado.

De acuerdo con la exposición de motivos del decreto por el que se declaró esta conmemoración, dicha patología no era considerada como una discapacidad, pues la persona sólo tenía una estatura inferior a la del promedio.

En nuestro país viven 11 mil personas de talla baja, por lo que es necesario visibilizarlas a partir de la elaboración de un registro oficial tanto a nivel federal como local y a partir de ello, impulsar el marco legislativo y de políticas públicas para garantizar sus derechos humanos.

A la fecha, este grupo de población no está considerado en el Censo de Población que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Refirió que en los últimos años se le ha vinculado por asociaciones y organizaciones de la sociedad civi, como en la iniciativa de reforma para la modificación de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, la cual se encuentra pendiente de discusión y aprobación.

El término "enanismo" que aún es medicamente aceptado, no lo es para quienes forman parte de esta población, ya que es utilizado de forma despectiva para discriminarles y brindarles un trato desigual.

Ante esta situación, las organizaciones que defienden sus derechos promueven la erradicación de este término y piden que se utilice la acepción de "gente pequeña o de talla baja".

La Constitución Política de la Ciudad de México garantiza el derecho a la no discriminación en su Artículo 4° apartado C, al señalar que está prohibida toda forma de discriminación por lo que puede generarse el marco normativo local para el reconocimiento y protección de las personas de talla baja.