Parlamento Europeo busca medidas para proteger denuncias anónimas

La Unión Europea (UE) debería adoptar medidas para proteger a las personas dispuestas a arriesgar sus carreras y su vida para denunciar graves irregularidades que amenazan el interés público, como la...

La Unión Europea (UE) debería adoptar medidas para proteger a las personas dispuestas a arriesgar sus carreras y su vida para denunciar graves irregularidades que amenazan el interés público, como la corrupción o violaciones de los derechos humanos, urgió hoy el Parlamento Europeo (PE).

“Los lanzadores de alerta que actúan por el interés público merecen una protección y apoyo adecuados”, indicaron  los diputados en una resolución aprobada en sesión plenaria.

La relatora de la propuesta en el PE, la diputada socialista francesa Virginie Rozière, recordó el papel de los denunciantes en recientes revelaciones como Papeles de Panamá, Monsanto Papers o LuxLeaks.

Un informe de 2016 de la Asociación de Examinadores Certificados de Fraude (ACFE, por sus siglas en inglés), que analizó más de dos mil 400 casos de fraude en 114 países diferentes, constató que unos 40 por ciento de ellos fueron destapados por los denominados lanzadores de alerta.

“Gracias a los lanzadores de alerta, que participan de la toma de conciencia colectiva en casos de graves violaciones del interés público, nuestras reglas democráticas fueron mejoradas. No obstante, siguen siendo víctimas de severas represalias”, dijo.

En mayo, el francés Antoine Deltour, quien reveló una serie acuerdos entre el gobierno de Luxemburgo y centenares de multinacionales que permitían a las últimas eludir impuestos en otros países europeos en el caso que quedó conocido como LuxLeaks, fue condenado en segunda instancia a seis meses de prisión y una multa de mil 500 euros por “robo de documentos”.

Según la Eurocámara, la protección que existe para esas personas en la UE es “fragmentada y generalmente no adaptada”, por lo que emplazan a la Comisión Europea (CE) a presentar a más tardar este fin del año una propuesta para mejorar el sistema.

Los parlamentarios sugieren medidas como la creación de mecanismos que faciliten denuncias anónimas y alertas a la prensa y a organizaciones no gubernamentales o la adopción de sanciones contra quienes intenten impedir a una persona hacer la denuncia.

Los denunciantes también deberían beneficiarse de apoyo financiero, jurídico y psicológico, además de una compensación por los daños sufridos en caso de juicio.

Cada país europeo debería dotarse de un organismo independiente para recoger denuncias, verificar su credibilidad y orientar a los denunciantes en sus diligencias, “en particular ante la falta de respuesta favorable dentro de (la) organización” donde trabajan.

Un organiso paneuropeo se encargaría de coordinar el trabajo de los órganos nacionales en casos tranfronterizos.

Una opción barajada por los diputados es que se amplíe el mandato del Defensor del Pueblo Europeo de manera que pueda desempeñar esta función.