La diputada liberal canadiense Julie Dzerowicz reconoció hoy a la comunidad latina como parte de la diversidad de Canadá, al leer hoy en la sesión parlamentaria en Ottawa un mensaje en el marco del Mes de la Herencia Hispana que se realiza en Ontario. 

“La diversidad de nuestro gran país es un regalo que debemos celebrar y cultivar cada día. Esto es lo que hace grande a Canadá”, dijo en la sesión la legisladora, quien es hija de madre mexicana.

“Soy hija de una inmigrante mexicana y represento al distrito de Davenport que tiene una vibrante y creciente comunidad hispanohablante compuesta por inmigrantes de México, Argentina, Ecuador, Colombia, Cuba, El Salvador y otros países de habla hispana”, señaló.

Por segundo año consecutivo, el Parlamento Federal albergó una recepción para la comunidad hispana en reconocimiento a su contribución y acelerado crecimiento.

La reunión entre legisladores y representantes de la comunidad hispana fue promovida por el Consejo para la Herencia Hispano Canadiense (HCHC) y legisladores con raíces hispanas, como Dzerowicz y el diputado por Quebec, Pablo Rodríguez, originario de Argentina, ambos integrantes del Grupo de Amistad Canadá-México.

“Me siento muy orgullosa de celebrar la cultura hispana y sus contribuciones tanto en mi distrito como en todo Canadá”, añadió la diputada federal por el gobernante Partido Liberal, quien concluyó su intervención en el recinto con la frase en español: “¡Vivan los hispanos en Canadá, y viva Canadá!”.

Julie Dzerowicz se unió al evento de recaudación de fondos a favor de los damnificados por los sismos que organizó la comunidad mexicana en Toronto y fue parte de la comisión canadiense que acompañó al primer ministro Justin Trudeau en su primera visita oficial a México.