La absoluta falta de timidez de los animales ante la cámara

  • La exposición 'Animalia' recorre la historia de la fotografía para explicar la condición de los animales como 'catalizadores para la creación artística'.
  • Abarca desde imágenes de mascotas y animales enjaulados de mediados del siglo XIX hasta obras contemporáneas cargadas de simbolismo.
  • Muestra las 'complejas relaciones' entre los humanos y las 'bestias'.
<p>Foto de Daniel Naudé de un perro salvaje en las llanuras de Sudáfrica</p>
Foto de Daniel Naudé de un perro salvaje en las llanuras de Sudáfrica
© Daniel Naudé - The J. Paul Getty Museum, Los Angeles

No hace falta establecer que los animales gustan con locura a buena parte de la humanidad. La saturación de imágenes de mascotas que padecen las redes sociales y el casi infinito mundo digital es sólo una prueba de que ese amor tiene tintes que van de la máxima ternura a la adoración tóxica. Los animales, al fin y al cabo, no son tímidos. Aunque lo fueran, no están en posición de negarse a ser retratados.

La exposición In Focus: Animalia (Enfocados: Animalia), que hace referencia a la denominación científica del reino de los seres vivos  —Animalia o también Metazoa—, recorre la historia de la fotografía para demostrar cómo las bestias han posado ante las cámaras o sido capturadas por éstas desde la invención de lo primeros ingenios para encapsular la realidad. La muestra, organizada por el Museo Getty de Los Ángeles (EE UU), está abierta hasta el 18 de octubre.

Interdependencia

Con obras que forman parte de la colección permanente del museo —el Getty atesora unos fondos notables del género—, la muestra recorre el camino entre el momento de invención de las fotos (1839) y nuestros días, dejando claro que la mirada hacia los animales ha cambiado de forma drástica. Mientras que las primeras fotografías representaban animales mansos, cautivos o muertos, los artistas contemporáneos han profundizado en la relación de interdependencia entre el hombre y los bichos ilustrando las "complejas relaciones" entre las personas y los animales —desde la intimidad a la crueldad— .

Sus vidas están profundamente entrelazadas con las nuestras "Es fácil entender por qué los artistas eligen a los animales como tema: sus vidas están profundamente entrelazadas con las nuestras y nos provocan a menudo fuertes emociones", dice Timothy Potts, director del museo organizador. "Ya sean vistos como queridas mascotas, encerrados en zoológicos o amenazados por la actividad humana, los animales siguen fascinando y actúan como catalizadores para la creación artística".

Daguerrotipo de 1854 de un perro

En la segunda mitad del siglo XIX, cuando la fotografía comenzó a ser un hobby popular, las imágenes de animales domésticos, de trabajo o mascotas, así como de fieras salvajes exóticas circularon ampliamente. Mientras los primeros daguerrotipos requerían que el modelo animal permaneciera inmóvil durante varios minutos —nada difícil de conseguir cuando se trataba de dóciles perrillos como el que se muestra en una pieza anónima coloreada a mano de 1854—, algunos fotógrafos se dedicaron a capturar el movimiento, como el pionero Eadweard J. Muybridge y sus cronofotografías, en las que empleaba los disparos sucesivos de hasta 24 cámaras —se exhibe la famosa serie de un caballo galopando—.

Un público que pocas veces había tenido la oportunidad de ver cebras, tigres o guepardos Las imágenes tridimensionales y con apariencia de profundidad al ser contempladas en un visor estereoscopio están representadas por la obra de Frank Haes, que consiguió una gran fama y reputación con animales encerrados en el zoológico de Londres, que producía para el deleite de un público que pocas veces había tenido la oportunidad de ver cebras, tigres o guepardos.

El caballo como metáfora de los EE UU

Los artistas también han usado a los animales para transmitir simbolismos y representar mundos fantásticos. Una fotografía de Alfred Stieglitz de un caballo enjaezado y castrado sirve como metáfora fundamental de la identidad estadounidense de la década de los años veinte, que el fotógrafo imaginaba como materialista hasta el exceso y condenada a la quiebra.

Daniel Naudé  retrata a perros salvajes de las llanuras áridas de Sudáfrica En In Focus: Animalia también pueden verse obras libres y creativas, como las del sudafricano Daniel Naudé de perros salvajes en las llanuras áridas de su país, los toscos animales de plástico que retrata William Eggleston o la imagen tomada por Soon Tae Hong de un campesino de Corea del Sur con una cría de cerdo en brazos.