Los funcionarios vinculados a la fuga del Chapo habían sido despedidos por corrupción

  • Pese a ser cesados fueron llamados para ocupar puestos claves de primer nivel,
  • El encargado de resguardar los planos del Altiplano había sido despedido por extorsionar a empresas.
  • Otro ejemplo es el de Celina Oseguera, quien solapó redes de prostitución en las cárceles capitalinas.

Algunos de los funcionarios investigados por la PGR por la fuga del líder del cártel de Sinaloa Joaquín El Chapo Guzmán habían sido destituidos de sus cargos por el Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) por ineficiencia y corrupción, reveló Milenio.

Otros funcionarios fueron impuestos desde oficinas claves del gobierno federal Sin embargo estos servidores públicos federales fueron llamados para ocupar puestos claves de primer nivel, como el de José Francisco Layseca, director de Oba Pública, Recursos Materiales y Servicios Generales del (OADPRS), quien era el encargado de resguardar los planos del penal de máxima seguridad del Altiplano.

Layseca, quien ya había sido cesado en 2012 e incluso se había solicitado su inhabilitación para ejercer cargos público debido a que se le sorprendió exigiendo hasta 2 millones de pesos a empresas privadas que tenían contratos por licitación para obra en penales federales luego de amenazar con multarlas.

Pese a que sus extorsiones fueron documentadas, el proceso fue frenado y fue llamado al servicio, bajo el aval de altos funcionarios.

Otros funcionarios fueron impuestos desde oficinas claves del gobierno federal.

Un ejemplo más es el de Celina Oseguera, quien solapó redes de prostitución en cárceles capitalinas y fue denunciada por la muerte de dos ciudadanos estadounidenses en el Reclusorio Oriente.

Otros de los ceses importantes es el de Marisa Guadalupe Quintanilla de la Garza, directora del Altiplano por no impedir el festejo que el 15 de septiembre del 2013 organizó el líder de los Zetas, Miguel Ángel Treviño, el Z40.