La capital de Colima registra una densa caída de ceniza volcánica; cierran el aeropuerto

  • Una intensa y densa caída de ceniza arrojada por el Volcán de Colima se registró en la capital del estado.
  • El Aeropuerto Nacional Licenciado Miguel de la Madrid Hurtado fue cerrado.
  • La falta de visibilidad propició algunos choques automovilísticos por alcance.

La capital de Colima y la conurbada ciudad de Villa de Álvarez registraron este sábado una intensa y densa caída de ceniza arrojada por el Volcán de Colima.

La ceniza obligó además por la tarde al cierre del de Aeropuerto Nacional Licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, reportó el gobernador Mario Anguiano por Twitter.

Desde su cuenta ‏@gobernador_mam, Anguiano informó del cierre de operaciones afectando tanto a los vuelos comerciales como los privados.


El hecho, que provocó sorpresa entre los pobladores, comenzó en la parte norte del municipio villalvarense, pero conforme la nube de material volcánico era arrastrada por el viento, cubrió la mayor parte de esa ciudad y continuó por esta capital.

La falta de visibilidad propició algunos choques automovilísticos por alcance, sin que se hayan registrado lesionados, de acuerdo con reportes de las direcciones de Tránsito y Vialidad de los ayuntamientos de Colima y Villa de Álvarez.

La Secretaría de Salud emite recomendaciones a la población

Debido a ello, la Secretaría de Salud estatal comenzó a emitir una serie de recomendaciones, a fin de proteger y reducir al mínimo los riesgos a la salud de la población.

“La ceniza volcánica causa irritación en las mucosas nasales y la garganta de las personas, pero no provoca una enfermedad respiratoria porque las micro-partículas de este material contienen sólo sustancias irritativas para las vías aéreas”, aclaró la dependencia.

Dijo que las personas sanas que se exponen a este material pueden presentar ardor en la nariz y garganta, mucosidad e irritación de piel y en los ojos.

Sin embargo, aclaró que en el caso de personas que padecen enfermedades respiratorias y que estén sobreexpuestas a la caída de ceniza volcánica pueden sufrir alguna complicación, como pacientes con asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

“Es recomendable evitar realizar actividades al aire libre y mantener puertas y ventanas cerradas colocando toallas o trapos húmedos en las rejillas; evitar salir en caso de que no sea necesario, sobre todo si sevpadece alguna enfermedad respiratoria, o en caso contrario, cubrirse nariz y boca con un pañuelo de tela o trapo húmedo”, subrayó.