Reconoce diputada participación ciudadana tras sismos de 1985

Ante catástrofes causadas por fenómenos naturales, las acciones realizadas por la sociedad civil organizada, así como por los tres poderes de gobierno son de suma importancia para una rápida...

Ante catástrofes causadas por fenómenos naturales, las acciones realizadas por la sociedad civil organizada, así como por los tres poderes de gobierno son de suma importancia para una rápida recuperación social y económica de la población, destacó la diputada de Nueva Alianza, Mirna Isabel Saldívar Paz.

En el marco de la conmemoración del 32 aniversario del sismo del 19 de septiembre, señaló que “el surgimiento de la sociedad civil mexicana fue uno de los legados que nos dejó el terremoto de 1985”.

Refirió que de acuerdo con investigaciones realizadas por la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, durante las primeras horas posteriores al sismo de 1985, los habitantes de la Ciudad de México realizaron movilizaciones voluntarias, apartidistas e independientes, mediante las cuales se desplegó un gran apoyo a las víctimas y afectados.

En ese sentido, la también integrante de la Comisión Especial de Participación Ciudadana indicó que la aparición de la sociedad civil en la esfera pública mexicana se dio en medio de la pérdida de 250 mil casas-habitación, daños en materia de salud e infraestructura por ocho mil millones de dólares, según datos del Banco Mundial.

“La ayuda que brindó la misma población surgió a partir de las brigadas encargadas desde auxiliar el tránsito vehicular, hasta aquellos que removieron escombros, incluso, a raíz de este esfuerzo, surgió el heroico cuerpo de rescate denominado ‘Topos’, que a través de los años ha apoyado en tragedias nacionales e internacionales”, recordó Saldívar Paz.

Comentó que según investigaciones del Colegio Mexiquense, “el terremoto detonó la creación de 40 organizaciones vecinales, las cuales auxiliaron de manera inmediata y coordinada, y tiempo después esos grupos se convirtieron en asambleas de barrios que exigían apoyos gubernamentales para la reconstrucción o reubicación de sus viviendas.

Además, México creció y reforzó una cultura de prevención ante desastres naturales, con la implementación de protocolos de emergencia, leyes y reglamentos en materia de protección civil”, aseguró la legisladora de Nueva Alianza en un comunicado.

Por ello, “entre los escombros y varillas retorcidas de la debacle que cimbró el pasado 7 de septiembre parte de los territorios de Chiapas, Oaxaca y Tabasco, los mexicanos mostraron una colectividad nunca antes vista”.