En esta comunidad, de vocación agroindustrial en la producción del mango, se han restablecido en su totalidad los servicios públicos básicos en materia de agua potable, electrificación, salud y seguridad tras el sismo de magnitud 8.2 ocurrido el pasado 7 de septiembre, informó el gobernador Alejandro Murat.

En cuanto a la reactivación económica de las localidades afectadas, el mandatario oaxaqueño anunció la puesta en marcha de programas para apoyar a los pequeños comerciantes, así como a las mujeres que se dedican a la fabricación de pan y totopos, a fin de reconstruir sus hornos tradicionales.

En la comunidad de casi 7 mil 500 habitantes, el mandatario estatal recorrió las zonas afectadas del Istmo, donde ofreció un mensaje de esperanza y solidaridad a los habitantes de esta población colindante con el estado de Chiapas.

Murat añadió que el sismo causó severas afectaciones en viviendas, escuelas y espacios públicos, pero no vulneró la fortaleza y el espíritu del pueblo istmeño, que a pesar de esta contingencia se mantiene de pie y con el deseo de recuperarse pronto de esta tragedia.

Adelantó que como parte de estos apoyos, el presidente Enrique Peña Nieto impulsará a partir de esta semana un programa que facilite la reconstrucción de las viviendas. “No es una ayuda líquida, sino que serán recursos para que haya opciones para la autoconstrucción o bien para que una empresa certificada pueda apoyar a quienes así lo soliciten, como las mujeres y hombres de la tercera edad”, dijo.

Murat señaló que en esta comunidad se censaron 2 mil 551 casas, 516 de las cuales presentan daño y mil 146 con daño parcial habitable.

En el marco de este recorrido, el ejecutivo estatal añadió que se impulsa el Programa de Empleo Temporal en apoyo a los pobladores que realicen trabajos de restauración de edificios públicos y planteles educativos.