La Sección Instructora de la Cámara de Diputados regresó a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) el expediente de la diputada local de Chihuahua, Karina Velázquez Ramírez, debido a que está incompleto, informó su presidente, Ricardo Ramírez Nieto.

En entrevista, el legislador priista señaló que la Fepade tiene cinco días naturales para regresar los documentos, con el fin de continuar el trámite de su solicitud de desafuero contra la legisladora, a quien acusa del presunto uso de recursos públicos con fines electorales cuando dirigía el PRI a nivel estatal.

El documento anexo de la solicitud que presentó la Fiscalía Electoral “viene incompleto, tachado y con enmendaduras”, puntualizó Ramírez Nieto en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Precisó que por esa razón no se le puede “hacer el traslado del mismo a la diputada” Velázquez Ramírez, quien actualmente es presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados del estado de Chihuahua.

El requerimiento tiene un plazo de cinco días para que “se nos remita la solicitud certificada y si no lo hace tendremos como no interpuesta la solicitud de desafuero de la legisladora”, indicó.

Respecto a la solicitud de desafuero del diputado federal Alberto Silva Ramos, el presidente de la Sección Instructora refirió que la próxima semana se tendrá una respuesta al respecto.

Silva Ramos es acusado por la Fiscalía General de Veracruz por los presuntos delitos de abuso de autoridad y ejercicio ilegal de servicio público, durante su gestión como director de Comunicación Social en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz.