Proyectos de investigación en materia de sustentabilidad ambiental, cultura y comunicación, así como educación, por mencionar algunas categorías que incidieron en mejores prácticas para el cuidado del medio ambiente, recibieron este lunes el Premio al Mérito Ecológico 2017.

El distintivo, que otorga la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), cumple además 25 años de reconocer a quienes implementan acciones de conservación y conciencia hacia el cuidado del planeta.

Durante la ceremonia, también se hicieron cinco menciones honoríficas a investigadores y organizaciones como el Centro de Asesoría y Desarrollo entre Mujeres (Cadem), así como a Construyendo Esperanzas y Ecosmedia, entre otros.

Durante la entrega de reconocimientos, el subsecretario de Planeación y Política Ambiental, Rodolfo Lacy, recordó que este distintivo fue creado por Luis Donaldo Colosio en 1992, quien además sentó las bases para algunas de las instituciones que hoy se dedican al cuidado del medio ambiente.

En representación del titular de la dependencia, Rafael Pacchiano, el subsecretario abundó que el Premio al Mérito Ecológico reconoce la multidimensionalidad que existe en la gestión ambiental del país.

A su vez, estimó que se podría iniciar una mayor promoción para la participación de más jóvenes en esta premiación, debido a que muchos de ellos ya realizan acciones para el cuidado ambiental, aunado a quienes fomentan actividades ecoturísticas y de sustentabilidad.

De lo que se trata, dijo, es que mediante acciones de fomento a la sustentabilidad ambiental, se construyan ciudades más verdes, así como industrias responsables tanto de sus residuos, pero también de sus productos.

“Esto es lo que nos convoca y nos seguirá convocando, espero que en esta celebración ustedes se sientan no solamente incluidos, sino también escuchados desde el gobierno, pero trascendiendo hacia la sociedad”, indicó.

Subrayó que el premio no solamente es un reconocimiento, sino que también contempla la entrega de 100 mil pesos; y señaló que lo que se busca es ampliar la entrega de estos premios, para fomentar el desarrollo de proyectos que cuiden el medio ambiente.

El Premio al Mérito Ecológico es un reconocimiento que el gobierno federal realiza desde 1993 a personas, instituciones y organizaciones públicas y/o privadas, que llevan a cabo acciones ambientales que contribuyen al tránsito de México hacia el desarrollo sustentable.

Los premios fueron para la organización Cinco Panes y Dos Peces, de la Ciudad de México, en la categoría comunitaria; mientras que en la de cultura y comunicación ambiental, Mauricio Cervantes, de Oaxaca, recibió el distintivo por fomentar la cultura ambiental mediante el arte.

En la categoría de educación ambiental formal, la Universidad Popular de la Chontalpa, en Tabasco, recibió este premio por implementar acciones de sustentabilidad en sus planes y programas escolares de manera transversal, mientras que en la categoría de educación ambiental no formal, la asociación civil Geoconservación, en Oaxaca, fue la ganadora.

De Tamaulipas, el maestro en Ciencias José Feliciano Pérez fue distinguido por contribuir en la formación de estudiantes comprometidos con la sustentabilidad ambiental, mientras que para la categoría de investigación, Marta Espejel, de la Universidad Autónoma de Baja California, también recibió un galardón.