CNDH emite recomendación a Veracruz por desaparición de concursante de 'La Voz México'

  • Por la desaparición forzada de tres personas a manos de policías estatales, ocurrida el año pasado.
  • Los cuerpos sin vida de dos de estas tres personas aparecieron 12 días después de los hechos, mientras la tercera aún está desaparecida.
  • Se trata del joven Gibrán David Martiz, quien había participado en el concurso de talentos La Voz México.
Gibrán David Martiz
Gibrán David Martiz
Facebook

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió el miércoles la recomendación al gobierno de Veracruz por la desaparición forzada de tres personas a manos de policías estatales, ocurrida el año pasado. Uno de ellos es Gibrán David Martiz, concursante de La Voz México, quien se encuentra en paradero desconocido desde hace más de un año.

Informó que la recomendación 14/2015 ya fue entregada formalmente al gobierno estatal, y trata sobre las tres personas que desaparecieron el 7 de enero de 2014, luego de un supuesto enfrentamiento con agentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

En un comunicado la CNDH refirió que los cuerpos sin vida de dos de estas tres personas aparecieron 12 días después de los hechos, mientras la tercera aún está desaparecida.

Detalló que al investigar el asunto este organismo encontró elementos que evidencian la detención arbitraria y la desaparición forzada de los tres agraviados, "vulnerándose con ello sus derechos a la libertad personal, integridad, seguridad personal, legalidad, seguridad jurídica y a un trato digno".

Por ello, de acuerdo con la recomendación, "el gobernador deberá garantizar el inicio de la correspondiente Carpeta de Investigación por el delito de desaparición forzada en el caso de la persona que aún está desaparecida".

Además, deberá instrumentar medidas para su búsqueda y localización, extraer de la reserva la Investigación Ministerial número 2 y darle seguimiento para que se aporten mayores datos de prueba y lograr su debida integración; una vez determinada e identificados los probables responsables, se haga lo conducente.

Se deberá también emitir una circular dirigida a todos los Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, para que pongan sin demora a los detenidos a disposición del Agente del Ministerio Público que corresponda.

Atención a los familiares de los desaparecidos

La recomendación establece también la obligación para el gobierno de Veracruz, repare el daño ocasionado a los familiares de las víctimas, incluyendo la compensación que corresponda y la atención médica y psicológica necesaria en cada caso.

Para ello solicitará apoyo a la Comisión Estatal de Atención Integral a Víctimas del Delito, en términos de la Ley General de Víctimas.

También se impartirán cursos y elaborarán folletos sobre educación, formación y capacitación en materia de derechos humanos, para todo el personal de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

Se deberá colaborar con la CNDH en el trámite de las quejas y denuncias de hechos que promueva ante la Dirección General de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública, la Fiscalía General y su Contraloría Interna, todas del Estado de Veracruz.

La CNDH conoció de los hechos por información periodística y el 22 de enero de 2014 inició el expediente CNDH/1/2014/353/Q; ejerció su facultad de atracción respecto de la queja abierta por la Comisión de Derechos Humanos de Veracruz, así como de su acumulada presentada ante ese organismo local por la madre de uno de los fallecidos.

Según las autoridades señaladas como responsables, las víctimas fueron detenidas cuando circulaban en un vehículo con vidrios polarizados y a una de ellas se le encontró un arma de fuego.

Dichas autoridades omitieron ponerlas a disposición de la autoridad ministerial y no elaboraron el parte informativo correspondiente, además de que no acreditaron haberlas puesto en libertad, como lo manifestaron en sus declaraciones ministeriales.

En su momento, la Comisión Nacional solicitó medidas cautelares al gobernador de la entidad, con la finalidad de salvaguardar la vida, integridad física y seguridad personal de los familiares de las víctimas, brindándoles la protección eficaz y oportuna que requirieran.