China debe acabar acoso de mecanismos de derechos humanos de ONU

El gobierno de China debe terminar sus esfuerzos para debilitar los mecanismos de Naciones Unidas (ONU) que promueven los derechos humanos, dijo el organismo civil Human Rights Watch (HRW).En un...

El gobierno de China debe terminar sus esfuerzos para debilitar los mecanismos de Naciones Unidas (ONU) que promueven los derechos humanos, dijo el organismo civil Human Rights Watch (HRW).

En un informe difundido este martes, el organismo destacó además que las agencias de la ONU deben resistir enérgicamente los intentos de China de restringir el acceso que tienen a grupos de derechos humanos y activistas que trabajan en territorio chino.

“China se compromete con la ONU en derechos humanos, pero a menudo con el objetivo de silenciar agresivamente las críticas y erosionar el acceso de los activistas que trabajan en China”, dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW.

Roth añadió que China “no es el único país que actúa terriblemente en la ONU, pero su membresía en el Consejo de Seguridad, influencia global y feroz represión contra la sociedad civil en su país lo convierten en un modelo de mala fe que desafía la integridad del sistema de derechos de la ONU”.

Titulado “Los costos de la promoción internacional: la interferencia de China en los mecanismos de derechos humanos de la ONU”, el informe detalla los esfuerzos de este país para hostigar a los activistas independientes, principalmente chinos.

Funcionarios chinos han fotografiado y filmado a activistas en las instalaciones de la ONU en violación de las normas de este organismo, y han restringido viajes de los activistas del continente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

China también ha utilizado su membresía en el Comité de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) del Consejo Económico y Social para bloquear a los organismos no gubernamentales que critican al país y para evitar que se les otorgue la acreditación de la ONU.

Asimismo, China ha tratado y a menudo conseguido incluir listas negras de activistas acreditados para evitar que participen en eventos de la ONU, de acuerdo con HRW.

El informe se basa principalmente en entrevistas con 55 personas que tienen conocimiento directo de las interacciones de China con los mecanismos de derechos humanos de la ONU, incluyendo 20 funcionarios y expertos de este organismo, 15 diplomáticos extranjeros y 20 representantes civiles.

En ocasiones, funcionarios chinos han acosado e intimidado a personal de la ONU, expertos en órganos de tratados y expertos independientes centrados en cuestiones específicas de derechos humanos, de acuerdo con el informe.