Los dirigentes nacionales del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Carlos Navarrete, exigieron al Gobierno federal el uso de todos sus recursos, incluso el despliegue del Ejército, para garantizar la seguridad en la jornada electoral del domingo 7 de junio.

En un comunicado, Madero pidió al Gobierno federal "brindar garantías y condiciones necesarias para que los ciudadanos voten en todas las casillas", recordando que en el proceso serán elegidos nueve Gobernadores, 500 diputados y 1,670 cargos locales.

"Las autoridades encargadas de la seguridad en el país, el Ejército, la Marina, la Secretaría de Gobernación, el Gobierno en general y las administraciones estatales deben garantizar que las elecciones se lleven a cabo en zonas donde hay claras amenazas y en territorios donde el narcotráfico ha realizado advertencias, a fin de que la gente salga a votar libremente".

"Factor de disuasión"

Por su parte, Navarrete advirtió que cualquier intento de impedir la elección por la fuerza será una violación a la Constitución, por lo que se deben tomar todas las medidas necesarias para garantizar el derecho de votar y a ser votado.

Los instrumentos del Estado mexicano son diversos, los que la ley le otorga"Nosotros valoraremos como muy positivo que el domingo próximo, en el mapa de riesgos que el País tenga, que el Ejército sea un factor de disuasión en los puntos donde se considere conveniente", dijo, ante los amagos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de impedir las elecciones.

“Los instrumentos que tiene el Estado mexicano son diversos, los que la ley le otorga. El gobierno sólo puede hacer lo que la ley le permite”, dijo en rueda de prensa al responder a la pregunta sobre si se debe hacer uso de la fuerza pública en ese caso.

El dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) recordó que incluso la autoridad electoral tiene facultades para solicitar formalmente acciones de contención indirectas con todos sus instrumentos.

"Focos localizados"

“Y estamos en la espera de conocer las acciones” que el Instituto Nacional Electoral (INE) y los gobiernos federal, estatal y municipal tomen “en los focos localizados”.

Acompañando a Silvano Aureoles Conejo, candidato a la gubernatura de Michoacán, en su último día de campaña, Navarrete Ruiz confió en que se tomen las medidas para continuar el diálogo con esos núcleos, así como las de contención, “las cuales deberán ser muy claras”.

Además, en que el domingo próximo millones de mexicanos salgan a votar, pues según encuestas poco más de 40 por ciento de los ciudadanos quieren ir a sufragar, lo cual calificó como una buena noticia.