Gobernadores de PRD y PAN avalan apoyo de Fuerzas Armadas en seguridad

Gobernadores emanados del PRD y del PAN llamaron a dar la oportunidad de que las Fuerzas Armadas, en estricto apego a derechos humanos, pueda apoyarlos en tareas de seguridad, así como a revisar "más...

Gobernadores emanados del PRD y del PAN llamaron a dar la oportunidad de que las Fuerzas Armadas, en estricto apego a derechos humanos, pueda apoyarlos en tareas de seguridad, así como a revisar "más a fondo" los proyectos presentados en materia de Ley de Seguridad Interior.

Durante la reunión plenaria de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), los mandatarios estatales avalaron, por separado, la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, emanado de una alianza entre el PRD y el Partido Acción Nacional (PAN), sostuvo que se debe hacer una revisión profunda del sistema de seguridad pública y dar mayor recursos, además de una distribución más equitativa.

Subrayó que la presencia del Ejército y de la Marina es indispensable, pues son positivas las experiencias en esa materia y lo hacen con respeto a los derechos humanos.

Yunes llamó a escuchar el clamor de la gente que no está de acuerdo en que salgan de las calles el Ejército y la Marina, y por el contrario pide que estén presentes en las tareas de seguridad.

Por su parte el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, dijo que "en el caso de la seguridad pública debo decirlo sin ambages, que sin el apoyo de las Fuerzas Armadas no saldríamos adelante con todo lo indeseable que pudiera ser haberles dado funciones policiacas sin tener una base jurídica para ello".

A su vez el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, sostuvo que "los gobernadores somos los que estamos viviendo de manera mucho más directa las situaciones de inseguridad".

Indicó que son los que tienen que dar la cara y requieren de mayores instrumentos que les permitan hacer frente en la coordinación que se tiene con las fuerzas federales, en este caso en particular con la presencia del Ejército.

Señaló que hay que reconocer que en diversas regiones del país la presencia del Ejército y de la Marina ha sido efectivamente con una estructura en materia de corporaciones policiacas, estatales y federales, que permita tener el número y todos los instrumentos para poder atender la seguridad.

Ante ello, sugirió "que revisemos más a fondo en los proyectos que se han presentado en materia de la nueva Ley de Seguridad Interior, y que busquemos, respetando claramente los derechos humanos, poder transitar y dar en este momento la oportunidad de que el Ejército, en estricto apego a los derechos humanos, pueda ayudarnos en las tareas de seguridad".

En tanto el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, sostuvo que la seguridad pública en el país sigue siendo un verdadero reto por resolver, pero con los instrumentos disponibles ahora va a ser imposible.

Ello, estimó, "porque no es un tema de gobiernos o de partidos en turno, es un tema del Estado mexicano; si no se construye una determinación de Estado para hacerle frente a los problemas de la inseguridad no lo vamos a resolver".

No obstante, en ese marco, el coordinador de los legisladores perredistas, Francisco Martínez Neri, expresó su rechazo a la permanencia de las Fuerzas Armadas establecidas por una Ley de Seguridad Interior.