Certificados de defunción con ausencia de firmas y horas de deceso, entre otros errores, marcaron este lunes la entrega de cuerpos de los presuntos delincuentes que perdieron la vida en el rancho 'El Sol, en Tanhuato, Michoacán.

Según publica Milenio, la confusión trascendió incluso al intercambio de cuerpos, ante la molestia de los deudos que se dieron cita en el Semefo de Morelia. La caja llevaba su nombre, pero ese no era su cuerpo

"La caja llevaba su nombre, pero ese no era su cuerpo. Otra mujer que pasó por ahí se asomó a la caja y dijo: ¡Ese es mi hermano! Entonces empezamos a revisarles las cicatrices y boca, y vimos que nos habían cambiado los cuerpos. Ese no era mi hijo", dijo Ana María Zúñiga.

Los familiares de los supuestos miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación deben continuar el trámite en Ocotlán, Jalisco, para proceder entonces a la sepultura.

Mientras esperaban a que las autoridades corrigieran los errores humanos y administrativos, los cuerpos permanecían en un féretro, bajo el sol, en una sala de velación o dentro de una camioneta, ante de partir a sus respectivas comunidades.

"Si usted abre el féretro, huele mal, porque los cuerpos ya estaban en mal estado. En el Semefo los tenían apilados en el piso, sobre aserrín, para que absorbiera la sangre y los líquidos, porque nos dijeron que ahí no tienen refrigeradores. En 48 horas no se descompone un cuerpo, por eso creemos que ellos no murieron el viernes, sino días antes", expresó uno de los familiares, quien pidió mantenerse en el anonimato.

Quedan cuerpos sin reclamar

Todavía permanecen 6 cuerpos en el Semefo de Morelia, en espera de que alguien se presentara a reclamarlos, luego de que la entrega comenzó el sábado.

Según publica Noticieros Televisa, los hombres que perdieron la vida eran originarios de Jalisco, Michoacán, Distrito Federal, Aguascalientes, Coahuila, Sonora y Tabasco.