Enrique Galindo, Comisionado General de la Policía Federal, negó un manejo excesivo de la policía en el enfrentamiento armado del rancho El Sol en Tanhuato, Michoacán, donde fueron abatidos 42 presuntos delincuentes y se registró una baja por parte de las fuerzas federales.

"No vislumbramos un ejercicio que pueda calificarse de otra manera más que la defensa de los intereses de los ciudadanos", dijo el funcionario en entrevista para Noticias MVS con Alejandro Cacho. Todas las personas que perecieron, todas, las 42, tenían su arma prácticamente portándola o sobre el cuerpo

Aunque han circulado versiones que apuntan hacia un abuso de las autoridades, Galindo lo negó.

"Me queda claro y lamento por los familiares que estén pasando por este trance, todas las personas que perecieron, todas, las 42, tenían su arma prácticamente portándola o sobre el cuerpo, todas dieron positivo en las pruebas de rodizonato de sodio, todas dispararon, estaban con un grupo de delincuentes fuertemente armados,

"Las familiares merecen tratadas de una manera particular, ofrecemos el apoyo si es necesario, cualquier duda sobre la operación policiaca, están en derecho de que se les explique", dijo.

Acerca de los hechos ocurridos este viernes, Galindo explicó que por una investigación en el marco de la operación Jalisco, llegaron hasta el rancho El Sol, que presuntamente había sido tomado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, de acuerdo con una denuncia de los propietarios.

"Temprano fuimos a verificar qué sucedía y en el transcurso del trayecto, fue agredida la policía federal, terminaron metiéndose en los terrenos de este rancho, 41 policías son los que iban en este equipo, con vehículos blindados, fueron recibidos con armas de alto poder: AR-15 y AK-45.

"Las capacidades de la policía fueron demostradas, su capacidad de entrenamiento, de logística, les permitió enfrentar a un grupo desigual, con mayor número de elementos, con gran armamento, tuvieron la capacidad para sostener ese enfrentamiento", explicó.

Posteriormente, unos 60 policías llegaron en apoyo, así como un helicóptero Black Hawk.

"Hay un compañero de la PF que perdió la vida, dos más resultaron heridos", dijo.

Asolaban la zona

Se tenía conocimiento que al menos un centenar de delincuentes se encontraban en este sitio, asolando la zona con secuestros, homicidios y extorsiones.

"Fueron abatidos 42, 15 huyeron y tres están detenidos", señaló.

Si hay al menos dos cuerpos calcinados, uno de ellos irreconocible, es porque se quemó una bodega donde se encontraban escondidos algunos de los delincuentes.

"Fue un enfrentamiento lamentable, sin duda, donde hoy las fuerzas federales lograron imponerse con lo que pudo haber sido peor", aseguró.