El Festival de Cine de Cannes fue este viernes el escenario del estreno de la ópera prima como directora de la actriz estadounidense de origen israelí Natalie Portman.

Las primeras críticas de la prensa para el film 'A tale of love and darkness' no fueron muy buenas El certamen proyectó este viernes 'Una historia de amor y de tinieblas', la primera película que dirige Portman, quien tiene 33 años, un Oscar en su fulgurante carrera y es una asidua participante al encuentro fílmico desde hace años.

El guión del largometraje, en cuya escritura participó la actriz, está basado en una novela autobiográfica del conocido escritor israelí Amos Oz.

La película, rodada en hebreo, es un drama que cuenta la infancia tumultuosa de un niño de una familia judía que emigra a Palestina luego de la Segunda Guerra Mundial.

Portman, además de dirigir el filme titulado 'A tale of love and darkness' en inglés, interpreta también un papel, el de la madre del pequeño.

La cinta fue proyectada fuera de competencia, en una sesión especial, y este sábado tendrá su función de gala. En su primera exhibición recibió un breve aplauso.

Las primeras críticas de la prensa no fueron muy buenas, en particular la de la revista de la industria 'Variety' y la del diario gratuito francés 'Metro'.

La actriz se encuentra ya en Cannes, en donde la víspera causó sensación al desfilar por la alfombra roja del Palacio de Festivales con un espectacular vestido color rojo con escote corazón.