Salud atribuye la muerte de dos niños tras vacunarse a una "contaminación externa"

  • El IMSS investiga las muertes de los menores en Chiapas.
  • El resto de las vacunas del lote ya han sido retiradas.
  • "Un lote tiene casi 40,000 dosis, y casi todas se han aplicado sin ningun problema".
<p>Un empleado médico se prepara para aplicar una vacuna.</p>
Un empleado médico se prepara para aplicar una vacuna.
NOTIMEX

La secretaria de Salud, Mercedes Juan, ha atribuido a una "contaminación externa" las muertes de dos niños tras recibir una vacuna que les generó reacciones en Chiapas.

La vacuna está bien, no es la vacuna lo que tuvo el problema"Nosotros tenemos que esperar los resultados de la Cofepris, pero de entrada, esperemos, como lo estamos previendo, es que la vacuna está bien, no es la vacuna lo que tuvo el problema, sino una contaminación externa, pero tenemos que esperar toda la investigación correspondiente", indicó, según el diario Reforma, tras la la celebración del Día Internacional de la Enfermería en Los Pinos.

Por su parte, el director general del IMSS, José Antonio González Anaya, ha sido menos contundente y ha explicado que las autoridades aún investigan las causas de las muertes y su relación con las vacunas.

Los casos se dieron en el municipio de Simojovel, donde una gran parte de la población es indígena. Otros 24 menores siguen hospitalizadospor reacciones que presentaron tras recibir la vacuna contra la tuberculosis, rotavirus y hepatitis B. En Puebla se ha suspendido la aplicación de la vacunade forma preventiva.

Tres hipótesis

Entrevistado por el periodista Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, González Anaya dijo que aún están "trabajando arduamente en investigar qué es lo que pasó".

Muchas otras dosis de ese lote se dieron sin problema, no hemos detectado otros casosEl director ha explicado que lo único común en los casos de los niños afectados es la vacuna de la hepatitis B.

"Todas las otras vacunas que formaban parte de ese lote están resguardadas de manera preventiva", aseguró. "Muchas otras dosis de ese lote se dieron sin problema, no hemos detectado otros casos en el resto del país".

González Anaya señaló que hay tres hipótesis. "Pudo haber sido en el manejo, o en la manera de poner la vacuna".

La tercera posibilidad es que las muertes y afectaciones se deban a una reacción alérgica, que se suelen presentar tras una vacuna, aunque no de esa forma. "30 de 50 son muchos casos, la virulencia con la que se presentó es poco característica".

"Un lote tiene casi 40,000 dosis, y casi todas se han aplicado en los últimos meses sin ningún problema", dijo.

El director dijo que aún no han abordado el tema de las indemnizaciones a los padres de los dos niños muertos, y ello dependerá de lo que se determine en la investigación.