El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, afirmó hoy que hay avances en materia de seguridad, que se reflejan en un significativo descenso de los casos de muertes violentas, al reducir en unos años de 49 a 26 casos por cada cien mil habitantes. 

Morales encabezó la entrega de las Políticas Públicas Municipales 2017-2020, un plan de trabajo que se enfoca en directrices de seguridad ciudadana y prevención de la violencia.

El Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), una entidad que surgió para asistir a familias de 45 mil desaparecidos en la pasada guerra interna de Guatemala (1960-1996), presentó esta semana su informe habitual en el que refirió un repunte de la violencia, en especial contra la mujer.

El número de muertes violentas de mujeres se incrementó en más de seis por ciento entre enero y julio, en comparación con el mismo período del 2016, según el Informe de Monitoreo de Violencia Homicida en Guatemala de los pasados siete meses del año.

Los datos del GAM establecen que “la tasa de muertes por cada cien mil habitantes a nivel nacional es de 32 víctimas” y que los departamentos con tasas más altas de este delito son Zacapa con 84 y Escuintla con 68.

El informe, elaborado con base en datos oficiales, concluyó que entre enero y julio pasado se reportaron tres mil 171 homicidios, de los que dos mil 713 corresponden a hombres y 458 a mujeres. El mayor número de víctimas son jóvenes (de entre 18 y 35 años).