Consejo de Seguridad de ONU vincula hambruna en África a conflictos

El Consejo de Seguridad de la ONU estableció este miércoles que el espectro de la hambruna que se cierne sobre Yemen y tres naciones africanas no obedece a causas naturales sino que ha sido creado...

El Consejo de Seguridad de la ONU estableció este miércoles que el espectro de la hambruna que se cierne sobre Yemen y tres naciones africanas no obedece a causas naturales sino que ha sido creado por los conflictos que ahí se desarrollan.

En una declaración presidencial, el Consejo de Seguridad destacó además su preocupación por la amenaza de hambruna que acecha en la actualidad a más de 20 millones de personas en Yemen, Somalia, Sudán del Sur y el noreste de Nigeria.

El Consejo de Seguridad recalcó que “los actuales conflictos y violencia tienen consecuencias humanitarias devastadoras y dificultan una respuesta humanitaria eficaz a corto, mediano y largo plazo y son, por tanto, una importante causa de hambruna en dichas situaciones”.

Desde 2015, Yemen es el escenario de una ofensiva internacional liderada por Arabia Saudita, con apoyo logístico y militar de Estados Unidos y el Reino Unido; Sudán del Sur, desde 2013, sufre un conflicto encabezado por el ejército contra milicias aliadas con el exvicepresidente.

Mientras tanto, Somalia padece de un Estado fragmentado, donde milicias luchan por el control político de sus respectivas regiones; en tanto que el noreste de Nigeria es el epicentro del combate contra el grupo militante islamista de Boko Haram.

El Consejo de Seguridad resaltó además “las devastadoras consecuencias para la población civil que tienen los constantes conflictos armados y la violencia”, así como la dificultad que esta inseguridad supone para entregar ayuda humanitaria a la población que lo necesita.

Señaló además que existe un vínculo entre la escasez de alimentos y la creciente vulnerabilidad de las mujeres, los niños y las personas con discapacidad en esos países.

Por ello, este organismo reiteró su llamado para que las partes en conflicto permitan el acceso seguro, rápido y sin trabas de la asistencia humanitaria a todas las zonas afectadas y para que faciliten el acceso de importaciones esenciales de alimentos, combustible y suministros médicos.