Autoridad ambiental rescata a 42 ejemplares de vida silvestre en el Estado de México

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató y reintegró a su hábitat a 42 ejemplares de vida silvestre en el Estado de México, debido a que sus poseedores no acreditaron la...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató y reintegró a su hábitat a 42 ejemplares de vida silvestre en el Estado de México, debido a que sus poseedores no acreditaron la legal procedencia de los mismos.

En un comunicado, la dependencia indicó que luego inspeccionar tres mercados ambulantes, personal de la Profepa aseguró precautoriamente 36 ejemplares en distintos tianguis en los municipios mexiquenses.

El primer sitio revisado fue el mercado “Palmillas”, que se ubica en el municipio de Toluca, donde se identificó la venta de 16 ejemplares de aves canoras y don de fueron asegurados cuatro Floricanos (Ptilogonus cinereus), un Cenzontle (Mimus gilvus), un Cuitlacoche (Toxostoma curvirostre), un Tigrillo Degollado (Pheucticus ludovicianus) y tres Jilgueros (Myadestes sp).

Así como cuatro Dominicos (Carduelis psaltria) y dos Gorriones Serranos (Xenospiza baileyi), esta última especie se encuentra listada dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de Especie En Peligro en Extinción (P).

En la segunda inspección realizada en el tianguis de la cabecera municipal de Tenancingo, se aseguraron 19 ejemplares, un Chinito (Bombycilla cedrorum), tres Floricanos (Ptilogonys cinereus), un Tordo Cabeza Amarilla (Xanthocephalus xanthocephalus), cuatro Cenzontles (Mimus polyglottos) y un Azulejo (Sialia mexicana).

Además de cuatro Gorriones Mexicanos (Carpodacus mexicanus), un Estornino (Sturnus vulgaris), dos Cardenales Rojos (Cardinalis cardinalis) y dos Jilgueros (Myadestes occidentalis); esta última especie se encuentra listada en la categoría de Especie Sujeta a Protección Especial (Pr) en la NOM-059-SEMARNAT-2010.

También se llevó a cabo una inspección en el tianguis de San Bernabé, en el municipio de Almoloya de Juárez, donde personal de la Procuraduría ambiental detectó a un sujeto que ofrecía en venta un Cuervo (Corvus corax), que al notar la presencia de los inspectores federales, huyó del lugar y abandonó al ejemplar.

Todas las aves silvestres fueron aseguradas de manera precautoria, debido a que durante las inspecciones no se logró acreditar la legal procedencia, de todos los ejemplares.

Por otra parte, se atendió un reporte de las instalaciones del Parque Industrial de Toluca, en donde se localizó un Gavilán de cooper (Accipiter cooperii), especie enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de especie Sujeta a Protección Especial (Pr).

Tanto el Cuervo como el Gavilán de Cooper fueron trasladados al Parque Ecológico Zacango, ubicado en el municipio de Calimaya, donde ambos ejemplares fueron valorados y recibieron tratamientos médicos. El Gavilán se recuperó en su totalidad y fue liberado.

Además, se atendió una denuncia ciudadana en la que se entregó de manera voluntaria un Halcón peregrino (Falco peregrinus), en la localidad El Pintal, municipio de San José del Rincón, ejemplar que está enlistado en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de Protección Especial (Pr), así como en el Apéndice I de la CITES.

Asimismo, se recibió de manera voluntaria un Tlacuache (Didelphis marsupialis) y tres Víboras de cascabel (Crotalus sp.) en instalaciones de la Profepa en la entidad.

Después de haber sido evaluados por especialistas, los especímenes de fauna silvestre fueron liberados, con el objetivo de restablecer sus poblaciones en su hábitat natural.