Ficrea
Hijos de ahorradores defraudados en una marcha en el DF. ELIZA ALBARRÁN EN TWITTER

Rafael Olvera Amezcua, principal accionista de Ficrea, cometió un fraude por 5 mil 800 millones de pesos, pese a esto, la PGR sólo lo acusa penalmente de robar 90 millones de pesos de sus clientes y lavarlos en la compra de 11 inmuebles, reporta Reforma.

Colocó en riesgo los recursos de los ahorradores y se alejó de su objeto social como sociedad financiera popular El monto de la acusación contra Olvera es 64 veces menor al del fraude que han señalado las autoridades bancarias, según fuentes del citado diario.

Con recursos tomados a sus clientes, Olvera y sus empresas Leadman Trade y Baus and Jackman Leasing, adquirieron locales comerciales, residencias y departamentos en Acapulco, Guadalajara, Distrito Federal y el Estado de México.

Las compras por un total de 90 millones 423 mil 250 pesos, ocurrieron en 2013 y 2014, supuestamente con la complicidad de un notario público que está preso.

Según la Unidad de Inteligencia Financiera, Olvera y sus empresas recibieron recursos de Ficrea, los cuales la PGR supone que se utilizaron para adquirir los bienes.

"El transferir dichos recursos con destino a cuentas a nombre de Rafael Olvera Amezcua y a nombre de las personas morales de las que es accionista, colocó en riesgo los recursos de los ahorradores y se alejó de su objeto social como sociedad financiera popular", consideró el juez federal, al procesar a uno de los inculpados.