Federales arrestan en Tlaxcala a un supuesto líder de una red de explotación sexual en NY

  • Paulino Ramírez Granados fue arrestado en Tenancingo, Tlaxcala.
  • Estaba en la lista de los 10 más buscados por trata de personas.
  • Engañó, amenazó, golpeó y abusó de al menos 25 mujeres mexicanas, forzadas a trabajar como prostitutas.
Una prostituta habla como un cliente, en una imagen de archivo.
Una prostituta habla como un cliente, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

Policías detuvieron a un mexicano señalado como supuesto líder de una red de explotación sexual que operaba en el área de Nueva York, informaron el jueves autoridades de Estados Unidos.

Tenancigo es una región donde las autoridades han ubicado a proxenetas La agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos señaló en un comunicado que Paulino Ramírez Granados fue arrestado en la localidad de Tenancingo,  Tlaxcala, y estaba en la lista de esa oficina de los 10 más buscados por trata de personas.

ICE, como es conocida la agencia por sus silgas en inglés, informó que la Policía Federal de México arrestó al hombre, pero las autoridades mexicanas no confirmaron de inmediato la detención ni dieron detalles del caso.

Ramírez Granados es supuestamente parte de una familia que engañó, amenazó, golpeó y abusó de al menos 25 mujeres mexicanas y las forzaron a trabajar como prostitutas.

Entre los cargos que enfrenta el hombre están tráfico sexual, de personas y lavado de dinero.

Familia Granados

La red es señalada de operar desde Tenancigo, en una región donde las autoridades han ubicado a proxenetas que utilizan una combinación de amenazas, abusos y promesas incumplidas de matrimonio y empleo a las víctimas, algunas de ellas adolescentes.

Hasta ahora han sido detenidos 12 de los 13 presuntos miembros de la organización Algunas víctimas de la red han declarado a las autoridades que los proxenetas amenazas con lastimar a sus hijos o familiares para forzarlas a prostituirse.

ICE señaló que hasta ahora han sido detenidos 12 de los 13 presuntos miembros de la organización de la familia Granados. Miembros de la red enamoraban a las jóvenes y luego las forzaban a prostituirse desde México.

"Luego traficaban a sus víctimas a los Estados Unidos y las transportaban a la zona de la ciudad de Nueva York para trabajar como prostitutas", señaló la agencia estadounidense.