Liberan a 14 reos acusados de pertenecer al Cártel del Golfo; alegan que los torturaron

  • Se concluyó que se obtuvo su confesión bajo tortura.
  • Los sujetos enfrentaban una condena de 10 años de cárcel.
  • El magistrado José Montes Quintero ordenó liberar a los inculpados.
Imagen de archivo de un helicóptero sobrevolando una cárcel mexicana.
Imagen de archivo de un helicóptero sobrevolando una cárcel mexicana.
ARCHIVO

Tras cinco años y 10 meses de reclusión, 14 hombres acusados de pertenecer al Cártel del Golfo fueron liberados por un tribunal federal de Jalisco,  luego de que se concluyó que se obtuvo su confesión bajo tortura.

Según publica Reforma, los sujetos enfrentaban una condena de 10 años de cárcel. Los acusados fueron golpeados, sin que el Estado haya demostrado que fue voluntaria la confesión que rindieron

Los inculpados habrían sido sometidos a tortura, por la Policía de Guanajuato, para que admitieran su pertenencia al grupo criminal.

Al estimar que la Procuraduría General de la República no pudo comprobar que sus confesiones fueran lícitas, el magistrado del Tercer Tribunal Unitario de Jalisco, José Montes Quintero, ordenó liberar a los inculpados.

"De las constancias narradas con anterioridad, se desprende que los acusados fueron golpeados, sin que el Estado haya demostrado que fue voluntaria la confesión que rindieron ante el Ministerio Público del Fuero Común, en Guanajuato",  informa el fallo.

Los hombres enfrentaban cargos por el delito de delincuencia organizada y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército y fueron absueltos por Montes Quintero, el mismo juez que hace unos años los sentenció.

Así, este miércoles quedarían libres Jesús Manuel Delgado Valenzuela, Arturo Moreno Roque, Carlos Alberto González Aguilar, Gilberto Horacio Juárez González, Julio Andrés González Mendoza y Rubén Andrade Padilla.

Además,  Jorge Armando Pinedo Venegas, Misael Neftalí Zavala Acosta, José Tranquilino Ortiz García, Miguel Jiménez López, Roberto Carrillo de Santiago, Miguel Ángel García Gómez, Artemio Santiago Alemán y Víctor Manuel Flores Mendoza.

Ellos se encontraban en los Centros Federales de Readaptación Social Números 12, 13 y 14, ubicados en Ocampo, Guanajuato; Miahuatlán, Oaxaca y Gómez Palacio, Durango.

Los ahora exconvictos fueron detenidos el 3 de junio de 2009, en posesión de un cargador calibre .762 mm, 61 cartuchos, dos radios, dos pares de esposas, un portaesposas de plástico y un chaleco táctico con letras blancas de MPF. Quedaron a disposición de la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato (PGJEG), con la presunción de que eran sicarios del Cártel del Golfo.

Durante sus declaraciones ante el Ministerio Público estatal, los detenidos alegaron torturas y vejaciones.