Las reacciones en torno a la detención de Elba Esther Gordillo por presunta malversación de fondos siguen sucediéndose.

La detención de Elba Esther Gordillo no es más que una cortina de humo Los agremiados del SNTE aseguraron en un comunicado que el arresto de su lideresa no es más que "una cortina de humo para justificar las reformas que el presidente Enrique Peña Nieto pretende impulsar".

"La detención de Gordillo tiene un trasfondo político al igual que el ‘Quinazo’  dado el modo y el estilo impulsado por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari".  Y es que desde el SNTE aseguran que Gortari  se "encuentra incrustado en el poder a través de Peña Nieto".

Por otra parte, el dirigente del sindicato nacional de trabajadores, Rubén Nuñez Gynez, aseguró que la detención de Gordillo " no conmueve al magisterio, al contrario, debe pagar por los delitos que ha cometido".

En este sentido, Gynez  llamó a la sociedad a mantenerse en "alerta máxima" e invitó a los padres de familia, los estudiantes y a la sociedad en general a “formar un frente único” para evitar una “embestida” por parte del Gobierno Federal.

El Panal se desmarca

Desde el Partido Nueva Alianza (Panal), fundado por Gordillo, parece que han querido tomar distancia sobre el proceso jurídico en el que está inmersa la líder del SNTE.

En un escueto comunicado han declarado que "aunque Gordillo ha sido un factor determinante en la creación del partido", el Panal tiene “autonomía y vida propia”.

Precisamente, Mónica Arreola, una de las hijas de Gordillo, es la secretaria general del Panal.