Alondra Luna regresa a Guanajuato tras ser llevada por la Interpol a Estados Unidos

  • Sus padres estudian acciones legales.
  • La menor fue sustraída por una orden de la Interpol y llevada a Texas.
  • Un examen de ADN descartó que fuera hija de una mujer que la reclamaba.
<p>La menor sustraída por la Interpol, en una imagen publicada en redes sociales.</p>
La menor sustraída por la Interpol, en una imagen publicada en redes sociales.
TWITTER

Luego de haber sido llevada a Estados Unidos por elementos de la Interpol, a petición de su supuesta madre biológica, la adolescente Alondra Luna Núñez regresó este miércoles con su familia a Guanajuanto.

La familia Luna Nuñez pidió privacidad para retomar su rutinaLa Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició por su parte un expediente de queja por el caso de Alondra, quien fue sustraída de su escuela para ser llevada a Estados Unidos.

El jueves 16 de abril los agentes llevaron a la joven ante la jueza con asiento en Los Reyes, Michoacán, quien otorgó la custodia a una mujer radicada en Estados Unidos, de nombre Dorotea García.

"Como parte de su investigación, esta Comisión Nacional solicitará los informes respectivos a las autoridades señaladas como responsables, y en su momento emitirá la resolución que conforme a derecho corresponda", señaló la CNDH en un comunicado.

Según publica el AM de León, la chica fue presentada a las 1:45 horas ante los medios de comunicación en el Aeropuerto Internacional del Bajío. 

En su encuentro con los periodistas, Alondra platicó sobre su viaje a Estados Unidos y aseguró que siempre tuvo la certeza de que volvería con su familia.

Los padres de la menor agradecieron el apoyo del gobierno de Guanajuato, por las gestiones para su repatriación.

Confirman que no era su hija

El gobierno solicitó a la presunta madre la prueba de ADN para verificar si era no su hijaLa Secretaría de Relaciones Exteriores refirió el miércoles a la AP que, en medio de la conmoción generada por el caso, el gobierno se acercó con la señora Dorotea García para solicitarle realizar una prueba de ADN y verificar si Alondra era o no su hija. La mujer aceptó y los resultados confirmaron que no lo era.

La cancillería aseguró que este es el primer caso de confusión de identidad registrado desde que México se adhirió a la convención de La Haya en la década de 1990.

Luego de la resolución de la jueza el viernes pasado, García se llevó a la menor por autobús hasta Nuevo Laredo, México, donde cruzaron hacia Laredo, Texas.

Según la cancillería mexicana, la joven pudo cruzar a Estados Unidos sólo con el acta de nacimiento estadounidense de su hija perdida, de nombre Alondra García, y un documento con la resolución de la jueza.

Dorotea García dijo el miércoles a la AP que al principio Alondra estaba temerosa y cuando llegaron a Houston parecía feliz. Sin embargo, comentó que antes de que les dieran los resultados del ADN la adolescente le repitió que estaba segura que no era su hija.

En otras declaraciones a la televisora KPRC-TV de Houston, la mujer dijo que cuando vio a la menor creyó que por fin había encontrado a su hija desaparecida. "Vi a mi hija", dijo.