Una invitación a despertar la creatividad y la imaginación de las infantes, en un mundo de papel en el que una niña pasa aventuras con sus seres queridos, es la que hace la puesta en escena “Uma de papel”, escrita y dirigida por Marcela Castillo, que ofrece funciones en el Teatro Orientación.

La obra, que continuará temporada hasta el 27 de agosto, los sábados y domingos en el citado recinto del Centro Cultural del Bosque, desarrolla una historia divertida que despierta la imaginación en los niños.

A través de una destacada actuación y creatividad en el papel, las actrices Ana Zavala, Carolina Garibay y Marcela Castillo/ Verónica Olmedo, acompañan a la niña Uma a ese mundo de papel en el que habrá de descubrir alegrías, miedos y temores.

En escena no hay escenografía, solo el trabajo de las propias actrices que de acuerdo con el momento son capaces de crear un fantasma, una cama elástica y hasta olas de mar, todo para ver a una niña en diferentes estados de ánimo, principalmente para verla feliz.

La niña de papel vivirá un día de grandes sorpresas, que a lo mejor le ha pasado a algún niño, por ejemplo tener una mascota que se convierte en su gran amigo, divertirse jugando a las escondidas, bañarse en una gran tina de papel, soñar con un gran fantasma o pasar un cumpleaños inolvidable.

Uma es una pequeña niña de papel que tiene emociones de distintos tonos y tamaños. Con la ayuda de su perro Yuyu, va descubriendo cómo reconocer y nombrar lo que siente, para poder conducir su propia emoción.

Su mundo de papel cambiará de color, consistencia, dimensión y textura, dependiendo de la emoción que habite en su corazón.