A 11 días de la tragedia, hoy arribaron a Michoacán los restos del padre y cuatro hijos que fueron asesinados por su propia esposa y madre, respectivamente, en Atlanta, Estados Unidos.

Los cuerpos de Martín Romero y los niños de 11, siete, tres y dos años de edad fueron entregados a sus familiares en el municipio de Hidalgo, de donde él era originario.

En entrevista, Wilibaldo Romero, padre de Martín Romero, una de las victimas, dio a conocer que los cuerpos serán velados en la casa familiar y después sepultados en el panteón local.

Como se recordará, el pasado 6 de julio, en lo que al parecer fue una crisis nerviosa, Isabel Martínez, migrante originaria de Zitácuaro, atacó con un arma punzocortante a sus cinco hijos y a su esposo.

En los hechos, el hombre y cuatro niños perdieron la vida, mientras que otro menor se encuentra hospitalizado en un nosocomio de Atlanta.

Martín Romero emigró a Estados Unidos hace 17 años y allá formó su familia.