Un juez federal concendió a la periodista Carmen Aristegui una suspensión provisional a efecto de forzar una conciliación con Grupo MVS.

Sus efectos pueden generar un efecto inhibidor en la libertad de expresión El juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, advirtió a MVS que si no llega a un acuerdo con Aristegui antes de la audiencia incidental del juicio el 27 de abril, resolverá en esa fecha si procede ordenar que se reanude la transmisión del noticiero de la conductora, publicó Reforma.

La suspensión fue promovida por la misma periodista.

Dictada bajo el amparo 672/2015, ordena que se dejen de aplicar de inmediato respecto de ésta los lineamientos que MVS impuso recientemente a sus conductores.

"Se advierte preliminarmente que se pone en riesgo lo estipulado en el contrato y además sus efectos pueden generar un efecto inhibidor en la libertad de expresión", dicta la suspensión.

Para decidir sobre la reanudación eventual del programa radiofónico de Aristegui, el juez "valorará la colaboración de las partes en conflicto".

Si MVS desacata el amparo, corre el riesgo de que sus directivos sean acusados por el juez ante la Procuraduría General de la República por el delito de abuso de autoridad.

El juez, hijo del ministro de la SCJN, Juan Silva Meza, está determinando que MVS puede ser considerada como equivalente a una autoridad, por el hecho de ser concesionaria de un servicio público.