La Unión Europea y Brasil presentaron hoy a la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta conjunta sobre subsidios al sector agrícola, con el objetivo de reducir las distorsiones comerciales que perjudican, principalmente, a los países subdesarrollados.

Dos de los mayores productores agrícolas del mundo, la Unión Europea (UE) y Brasil proponen que las naciones más pobres queden exentas de cualquier límite para las ayudas ofrecidas por el Estado a sus agricultores.

Ello facilitaría el desarrollo de la industria agrícola en esos países y ayudaría a equilibrar la competitividad, sostienen las autoridades europeas y brasileñas.

Según la Comisión Europea (CE), la propuesta cuenta con el respaldo de Colombia, Perú y Uruguay.

Será discutida durante la 11 conferencia ministerial de la OMC, que se celebrará en Buenos Aires, Argentina, en diciembre próximo.