Luego de dos años de no trabajar en una producción mexicana, la actriz Erika de la Rosa trabajará en la telenovela “Caer en tentación”, de la productora Giselle González, donde le pondrá sabor a la historia con sus villanías.

En entrevista con Notimex, indicó que está contenta de estar en ese proyecto, pues disfruta mucho ponerse la piel de mujeres antagónicas.

“Me gusta hacer personajes con complejos, porque es más interesante la interpretación, también soy fiel a la imagen que tiene el director sobre el personaje”, señaló.

Comentó que estuvo fuera de México por un par de años, por lo que este regreso le entusiasma mucho, cuyo papel lo sigue construyendo y para el que tuvo un cambio de imagen radical.

“Giselle me dijo: necesito que confíes en mí y que me pide cambiar el look drásticamente; me oscurecieron el pelo, todavía estamos en lecturas para tratar de alinear mi participación”, expresó.

Adelantó que su personaje es el de una mujer con muchos conflictos internos, que todavía no ha sabido curarlos y los proyecta en gente muy noble, inocente e ingenua; por eso podrá hacer “un montón de cosas tremendas”.

“Al final el bien siempre triunfa, sin oscuridad no hay luz, entonces yo creo que sin la energía de mi personaje muchas cosas no se van a valorar dentro de la historia, así que me siento contenta de ser parte de esto”, resaltó de la Rosa, quien vivió dos años en Miami, Florida.