El llamado a no votar se castigará con hasta 3 años de prisión

  • Según la reforma aprobada el año pasado.
  • Ahora es considerado delito electoral.
  • Este domingo arrancaron las campañas electorales.

Las elecciones de 2015 serán los primeros comicios en los que el llamado a no votar y a la abstención podrá ser castigado con multa y cárcel, según las reformas político-electorales aprobadas el año pasado.

Quien llame al abstencionismo, se puede encontrar en el supuesto de un delito electoralSegún reporta SDP Noticias, quienes llamen a no votar por un candidato, partido político o coalición se harán acreedores de una multa de entre 50 a 100 días y cárcel de seis meses hasta tres años.

Según la reforma político-electoral, el Instituto Nacional Electoral (INE) será el que tipifique como delitos dichas conductas, con base en el supuesto de un delito electoral establecido en la nueva Ley General de Delitos Electorales.

Alejandro Scherman Leaño, vocal ejecutivo de la Junta Local del INE en Chihuahua, aseguró que el derecho de expresión está garantizado, pero se debe respetar a los actores políticos.

"Quien llame al abstencionismo, a no votar en contra de un partido político o candidato, se puede encontrar en el supuesto de un delito electoral", aseguró.

Fiscalía especializada

La instancia que se encargará de los delitos electorales es la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la Procuraduría General de la República (PGR),.

La Ley General de Delitos Electorales establece en el artículo 7, numeral séptimo, como delito electoral la solicitud de votos por paga, promesa de dinero u otra contraprestación, o mediante violencia o amenaza para presionar a otros a asistir a eventos proselitistas, así como a votar o abstenerse de votar por un candidato, partido político o coalición, durante la campaña electoral, el día de la jornada electoral o en los tres días previos a la misma.

Las campañas para a las elecciones del 7 de junio arrancaron este domingo.Varios movimientos, como el de los padres de los normalistas desaparecidosen Iguala, han hecho reiterados llamados a no votar, aduciendo que el país no goza de las condiciones para unos comicios limpios.