> México es testigo del eclipse lunar más corto del siglo

México es testigo del eclipse lunar más corto del siglo

  • El máximo de este eclipse es el de menor duración del siglo.
  • A las 04:15 horas inició el cambio de color en la cara de la luna
  • A las 06:05 el eclipse entró completamente en la Umbra de la tierra.
<p>Imagen del observatorio de California (EE UU) del eclipse lunar que ha sido visto desde la costa oeste de ese país este sábado, 4 de abril de 2015.</p>
Imagen del observatorio de California (EE UU) del eclipse lunar que ha sido visto desde la costa oeste de ese país este sábado, 4 de abril de 2015.
Griffith Observatory TV

El Instituto de Astronomía de la Universidad Autónoma de México (UNAM) informó que la madrugada de este sábado se presenta un eclipse total lunar, el cual comenzó a las 03:05 horas.

Por medio de su cuenta en Twitter @iaunam y su perfil en la red social Facebook el Instituto indicó que el máximo de este eclipse es el de menor duración del siglo, cuya fase penumbral comenzó con un sutil cambio en el brillo de la luna, el cual fue evidente en el transcurso del tiempo.

A las 04:15 horas la fase umbral inició con un oscurecimiento y cambio de color en la cara de la luna, el cual dependerá de recientes erupciones volcánicas, nubes y contaminación en la tierra.

A las 06:05 la institución académica dio a conocer que el eclipse entró completamente en la Umbra de la tierra, llegando a su totalidad, la cual se mantuvo por pocos minutos.

El espectáculo también ha sido visible en el oeste de Estados Unidos y Canadá, en Australia y Asia Oriental.

Un eclipse inusual

Cada vez que el Sol, la Tierra y la Luna forman una alineación casi perfecta en el espacio, la Luna se desliza a través de la profunda sombra de la Tierra. De este modo se 'crea' un eclipse total de Luna.

Un eclipse de Luna puede verse desde toda la mitad del mundo que se sitúe frente a la Luna en el momento La sombra de la Tierra se entromete gradualmente a través de la cara de la Luna llena hasta que todo el disco lunar brilla de un tenue naranja o rojo. Entonces el evento comienza a deshacerse en el orden inverso, hasta que la Luna vuelve a su plena brillantez.

A diferencia de un eclipse de Sol, que sólo puede ser visto por un estrecho fragmento de la superficie terrestre, un eclipse de Luna se puede ver desde toda la mitad del mundo que se sitúe frente a la Luna en el momento.

Así, aquellos que se encuentren en las zonas indicadas, sólo necesitan sus ojos para ver el desarrollo del suceso, aunque la observación se refuerza cuando se ve a través de prismáticos o un pequeño telescopio de aficionado.

El eclipse de este sábado ha sido inusual ya que la Luna apenas rozó la umbra, la sombra interior de la Tierra, muy brevemente. Debido a esto, el borde noreste de la Luna ha sido mucho más brillante que el rojo intenso que normalmente se ve en toda la faz de la Luna eclipsada.

Este eclipse se ha producido tan sólo dos semanas después de otro evento similar, pero de Sol, ocurrido el pasado 20 de marzo y que se vio en el Atlántico Norte y Ártico. También es el tercero de los cuatro eclipses lunares totales que se esperan entre 2014 y 2015, el cuarto se producirá en la tarde del próximo 27 de septiembre