El mensaje tranquilizador de un piloto de Germanwings: "Les llevaré sanos y salvos"

  • Una viajera de un vuelo entre Hamburgo y Colonia describió en Facebook el discurso que realizó el capitán antes de volar.
  • El piloto dirigió un mensaje tranquilizador a los pasajeros tras el siniestro de los Alpes.
  • "Quería que los pasajeros vieran que delante, en la cabina, también hay una persona", aseguró el piloto, Frank Woiton, en una entrevista a 'Bild'.

Britta Englisch, pasajera de un vuelo de Germanwings el pasado miércoles entre Hamburgo y Colonia, describió en un mensaje en Facebook el conmovedor discurso del piloto del avión en el que volaba, y que se ha viralizado a través de esta red social, apenas dos días después de la tragedia en los Alpes de un avión de esta compañía.

El mensaje en Facebook fue compartido por 20.000 personas "Ayer por la mañana —escribía el pasado jueves, 26 de marzo— tuve sentimientos encontrados durante un vuelo de Germanwings entre Hamburgo y Colonia. El capitán dio la bienvenida a cada pasajero personalmente antes del vuelo. La tragedia golpeó a este piloto y a su tripulación", remarca Englisch.

Esta pasajera recuerda cómo el piloto dirigió un mensaje tranquilizador a todos, explicando la conmoción que les causó a todos el accidente, asegurando que estaban allí trabajando voluntariamente y recordando que todos tienen familias con las que desean encontrarse por las noches.

"Todos escucharon en silencio. Y entonces comenzaron a aplaudir", describe. "Quiero dar las gracias a este capitán. Era consciente de lo que sentíamos. Y logró que tuviera un buen vuelo", concluye Englisch en esta entrada en su perfil de Facebook, que ha sido compartida por 20.000 personas y ha recibido más de 322.000 'me gusta'.

El piloto Frank Woiton, de 48 años, se ha ganado el respeto en Internet y en las redes sociales por haberse presentado en la cabina de pasajeros y haberle estrechado la mano una a una a cada persona en un intento de tranquilizar al pasaje, no sólo en el vuelo Hamburgo-Colonia. Un día después, el jueves, cubrió la ruta Düsseldorf-Barcelona-Düsseldorf, el mismo trayecto que realizó el avión siniestrado.

"Quería que los pasajeros vieran que delante, en la cabina, también hay una persona", explica en una entrevista al diario alemán Bild. Entonces se colocó en el pasillo y, micrófono en mano, pronunció un discurso muy personal y emotivo: "Les llevaré sanos y salvos de Düsseldorf a Barcelona. Pueden confiar en ello, porque también yo quiero sentarme esta noche con mi familia a la mesa".

Woiton ha revelado que se presentó voluntariamente al trabajo porque muchos de sus colegas de Germanwings no se veían en condiciones de volar.

"Cuando volé con él lo dejé al mando un momento"

Frank Woiton ha reconocido en esta entrevista haber volado con el copiloto Andreas Lubitz durante otro vuelo de la aerolínea alemana. "Le recuerdo bien. Cuando volé con él, también abandoné mi lugar durante un breve momento para ir al baño", señala Woiton, quien asegura que no había nada que le llamara especialmente la atención de Lubitz, de 27 años.

Agrega que cuando compartieron cabina, el copiloto le habló de su formación, "de lo feliz que era" y "dijo que pronto volaría largas distancias y que quería convertirse en comandante".

"Dominaba muy bien el avión, lo tenía todo controlado. Por eso también lo dejé sólo en la cabina para ir al baño", indica. En su opinión, "el inconcebible acto de este hombre ha destruido una infinita confianza que ahora debe ser reconstruida paso a paso".