En Guerrero hay 12 candidatos vinculados a la delincuencia organizada: Vidulfo Rosales

  • El abogado de los padres de los normalistas de Ayotzinapa dijo que no desean más casos como el de José Luis Abarca.
  • Al cumplirse seis meses de la desaparición de los estudiantes en Iguala, este jueves se realizaron protestas frente al INE.
  • Más allá de un intento por boicotear un ejercicio democrático, desean abrir un proceso de reflexión sobre lo que ocurre en su estado.

Vidulfo Rosales, representante legal de los padres de los normalistas de Ayotzinapa, aseguró que tienen por lo menos 12 casos documentados de candidatos a algún cargo público en el estado de Guerrero que tienen nexos con el crimen organizado.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula, el abogado dijo que la oposición a que se realicen los comicios en este estado se relaciona con el temor de que se repita un caso como el de José Luis Abarca, exedil de Iguala, vinculado al Cártel Guerreros Unidos.No podemos seguir votando por personas que después se van a convertir en 'Abarcas'

"Que sepan que nosotros en Guerrero no podemos seguir votando por personas que después se van a convertir en 'Abarcas' y que después van a desaparecer a nuestros hermanos en Guerrero", dijo Rosales.

A seis meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, los padres de los normalistas se manifestaron este jueves en las instalaciones del Instituto Nacional Electoral, en la Ciudad de México, para solicitar la suspensión de las elecciones en Guerrero, programadas para el domingo 7 de junio.

El litigante aclaró que la demanda central de los padres de familia sigue siendo la verdad y la justicia en torno al caso Ayotzinapa, además de la preocupación de que el caso no se cierre. Lo que piden es hacer un alto en el camino para suspender las elecciones.

"Crear a través del INE algún mecanismo extraordinario que permita suspender las elecciones y entrar en un proceso de diálogo de los graves problemas de la infiltración de la delincuencia organizada.

"Tenemos por lo menos 12 personas que se están postulando que están vinculadas con la delincuencia organizada e incluso tienen averiguaciones previas", advirtió.

Más allá de un intento por boicotear un ejercicio democrático, desean abrir un proceso de reflexión sobre lo que ocurre en su estado.

"No queremos ser corresponsables del desastre que pudiera venir en las instituciones después. Si después siguen habiendo matanzas en Gurrero, impulsadas desde el poder político, nosotros lo estamos poniendo sobre la mesa. Nosotros lo dijimos", añadió.