Carmen Aristegui asegura que la empresa MVS se cerró a toda posibilidad de negociación

  • La compañía de la familia Vargas obstaculizó la intervención del árbitro de su contrato, dijo la periodista.
  • En dos ocasiones se negaron a que José Woldenberg mediara en sus diferencias.
  • Reveló que actualmente un grupo de abogados trabaja en la fase de diseño de la estrategia legal.

Carmen Aristegui aseguró en una entrevista para Grupo Reforma que fue la empresa MVS quien no quiso negociar las diferencias que provocaron el rompimiento de la relación y que derivaron en su despido. 

Según publica Aristegui Noticias, existe un intento por aniquilar su espacio de noticias en radio y televisión, al tiempo en que la compañía obstaculizó la intervención de José Woldenberg, quien figuraba como árbitro en su contrato.Estamos trabajando como en el circo, en varias pistas

La periodista pidió en dos ocasiones que Woldenberg mediara en el asunto, pero la empresa de la familia Vargas se negó por completo.

"Hay un grupo de abogados y están en la fase de diseño de la estrategia legal. Estamos trabajando como en el circo, en varias pistas. Si prosperara este golpe, sería una señal terrible, no solo para los periodistas", dijo Aristegui en la entrevista.

La reportera Guadalupe Irízar cuestionó a Aristegui sobre la relación de su caso con el golpe en Exélsior que sufrieron Miguel Ángel Granados Chapa, a Julio Scherer y Vicente Leñero, en 1976. Fue a estas figuras del periodismo nacional a quienes la comunicadora nombró durante su último noticiero en MVS.

"Los evoqué primero porque son nuestros maestros, porque su ejemplo, su batalla, su entereza, su congruencia debe ser recordada y vivida y emulada. Invoqué la idea de golpe porque sin compararnos ni de broma con ellos en términos de nuestro tamaño o dimensión, hay un componente que nos hermana: un golpe procedente de las estructuras del más alto poder en contra de un grupo de periodistas", respondió Aristegui.