Madre naturaleza se inclina por los derechos indígenas de Canadá

Una intensa lluvia cayó hoy sobre la capital de Canadá, donde los indígenas han bajado de sus reservas del norte para instalar una tienda tradicional (“teepee”) al lado de la sede parlamentaria...

Una intensa lluvia cayó hoy sobre la capital de Canadá, donde los indígenas han bajado de sus reservas del norte para instalar una tienda tradicional (“teepee”) al lado de la sede parlamentaria (Parliament Hill), en protesta por lo que llaman “ocupación”.

Este 1 de julio Canadá está cumpliendo el 150 aniversario de su Confederación como una nación, cuando se unieron en 1867 las provincias de Ontario, Quebec, New Brunswick y Nova Scotia.

Las celebraciones de “costa a costa a costa” se han visto opacadas por las protestas indígenas a lo largo del país.

Las comunidades indígenas canadienses, que habitan principalmente en los territorios del norte, han denunciado en repetidas ocasiones la contaminación de sus ríos y lagos por los desechos de las industrias.

Asimismo han denunciado los abusos que sufrieron cuando hace más de 50 años fueron despojados de sus familias y colocados en residencias escolares administradas por sacerdotes católicos, donde sufrieron abusos físicos, sexuales y psicológicos. Demandan una disculpa pública del Papa Francisco.

Además, los indígenas demandan justicia en la desaparición y muerte de más de dos mil mujeres en las últimas tres décadas, para lo cual el gobierno federal también creó una comisión investigadora.

Los indígenas de las Primeras Naciones también se oponen a la construcción de dos oleoductos en el norte del país. Los aborígenes canadienses constituyen el 3.8 por ciento de la población total de Canadá (36.5 millones de habitantes).

El primer ministro Justin Trudeau ha sostenido reuniones “gobierno a gobierno” con los líderes de las Primeras Naciones, Inuit y Métis para lograr la reconciliación. Los líderes han reconocido el esfuerzo del mandatario liberal, incluso lo han honrado con un penacho.

Sin embargo, diversos grupos indígenas radicales realizan protestas este “día nacional” en demanda de una mejor atención por parte de los gobiernos provinciales y federal. En Canadá existen 10 provincias y tres territorios indígenas.

La tarde del viernes, Trudeau hizo una sorpresiva visita al “teepee” de los indígenas a unos pasos de la sede parlamentaria. Los aborígenes dijeron sentirse alentados por la visita del mandatario, pero afirmaron que es necesario hacer más trabajo para sensibilizar a los canadienses sobre los primeros pobladores de estas tierras.

Esta tarde se realizará en el centro de Toronto un evento para denunciar “150 años de ocupación, explotación y genocidio indígena”. El evento estará dedicado a los luchadores sociales Luis Marileo y Patricio González asesinados por la policía chilena el 11 de junio pasado.