Cineasta Sainte-Luce presenta película y acepta que es autobiográfica

Al presentar su segunda película La Caja Vacía en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara, Claudia Sainte-Luce afirmó que como guionista y directora de cine le ha sido difícil ocultarse, de tal...

Al presentar su segunda película La Caja Vacía en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara, Claudia Sainte-Luce afirmó que como guionista y directora de cine le ha sido difícil ocultarse, de tal forma que siempre pone algo personal.

“Creo que uno como autor siempre pone algo que le duele, que le importa, si no es así uno no habla con pasión y entonces no tiene caso contarlo, si es algo que me importa es muy difícil no poner cosas tuyas”, refirió la cineasta, al término de la presentación del filme.

Previo al inicio de la proyección, Sainte-Luce pidió al público que si no les gustaba no la odiaran y que estaría lista para que le aventaran lo que quisieran. Sin embargo, al concluir la cinta la gente aplaudió con mucho entusiasmo como reconocimiento al excelente trabajo de la cineasta.

Respecto a la película refirió a los asistentes, que hacer la película le costó muchísimo trabajo, pero su exhibición ha sido todavía más complicada. “Está hecha con amor y cariño, y viene de la relación con mi padre que recuperé”, expresó.

Indicó que sí se trata de una cinta con muchos pasajes de su vida, pero no tiene mucho que ver con la Claudia de hoy porque además, son cosas propias del personaje de La Caja Vacía.

“Sé bien como es aislarse, vivir sola, como uno como mujer encuentra la solución. Entendí bien (al personaje) porque he pasado por esos sentimientos, aunque la Claudia de ahora no es así, pero sí es algo personal”, destacó Sainte-Luce, tras prometer en su tercer proyecto sería menos torpe para ocultarse.

La cineasta manifestó que para ella era necesario dirigir y actuar a la vez en la película, a pesar de que algunos productores le decían que no lo lograría, pero es de las que si le dicen no “más me pongo”.

Claudia Sainte-Luce dejó un buen sabor de boca con su segunda película, misma que trata de un tema que ofrece la posibilidad de dejar de ver una enfermedad como algo caótico y transformarla como un elemento catalizador.

Esta historia trata de Toussaint (Jimmy Jean-Louis), quien al ser diagnosticado con demencia vascular tiene un inesperado reencuentro con su hija Jazmín (Claudia Sainte-Luce). Sin embargo, la película evita centrarse en la lenta espiral hacia el desenlace de la vida de una persona.

Tiene un enfoque polémico respecto a la demencia vascular, pero también es como un hermoso homenaje a la familia, la herencia y el legado que representa.

Sainte-Luce, quien es la autora del guión, dirección y protagónico de La Caja Vacía, dio a conocer que seguirá produciendo porque es lo que le apasiona y es por ello, dijo, que ya se encuentra realizando su tercera película.